MercoPress, in English

Martes, 25 de junio de 2019 - 03:27 UTC

 

 

¿Hay similitudes entre los casos de las Falklands/Malvinas y Chagos?

Viernes, 24 de mayo de 2019 - 19:39 UTC
La embajadora del Reino Unido ante la ONU, Karen Pierce, dijo que no esperaba ningún cambio de posición por parte de Argentina, un país con el que, según dijo, Londres mantiene buenas relaciones. La embajadora del Reino Unido ante la ONU, Karen Pierce, dijo que no esperaba ningún cambio de posición por parte de Argentina, un país con el que, según dijo, Londres mantiene buenas relaciones.

En una medida que sin duda será acogida favorablemente en Buenos Aires, la Asamblea General de las Naciones Unidas exigió, de manera abrumadora, el miércoles que Gran Bretaña renuncie al control de las islas Chagos, en el océano Índico.

En 1966, Gran Bretaña arrendó a los Estados Unidos Diego García, la isla más grande del archipiélago de Chagos. Esto allanó el camino para la construcción de una base aérea militar que requirió la remoción forzada de unas 2.000 personas.

Esta expulsión de una población contra su voluntad a menudo ha sido comparada por Argentina con la supuesta expulsión de una población argentina de Port Louis en 1933, que forma la base de su reclamo de soberanía sobre las Islas Falkland/Malvinas.

La embajadora británica en la ONU, Karen Pierce, dejó en claro que su país continuará en la región y reiteró su posición tradicional, lo que indica que Chagos ha estado bajo la soberanía británica desde 1814 y nunca fue parte de Mauricio, como la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y la Asamblea General de la ONU entendieron. En el acuerdo de 1965, Londres se comprometió a “ceder” el archipiélago al país africano cuando no era necesario para “fines de defensa”.

Consultada sobre las posibles implicaciones de esta decisión sobre Gibraltar y las Islas Falkland/Malvinas, Pierce dijo que no esperaba ningún cambio de posición por parte de España y Argentina, dos países con los que Londres mantiene buenas relaciones. Las delegaciones española y argentina votaron el miércoles a favor de exigir la retirada de Londres de Chagos.

Sin embargo, con respecto a las posibles consecuencias de la resolución de la ONU para las Malvinas, el respetado experto en derecho internacional, Stephen Potts, escribió: “para equiparar la remoción de una guarnición y sus familias que habían estado presentes en las Malvinas durante tres meses en 1833 A la remoción de los isleños de Chagos en 1965 se extiende la imaginación. También es razonable decir que el derecho internacional sobre la autodeterminación y la Carta de la ONU sobre la integridad territorial no pueden aplicarse retroactivamente al siglo XIX”.

Según contaron los historiadores de las Malvinas Peter Pepper y Graham Pascoe a Penguin News, los británicos expulsaron a una pequeña guarnición argentina (26 soldados, con sus 11 mujeres y 8 niños) que habían estado en las Malvinas apenas menos de tres meses. De hecho, Gran Bretaña quería que la pequeña población civil se quedara y la mayoría de los colonos decidieron hacerlo. Sólo cuatro colonos “eligieron” irse con la guarnición. (PN / MP)