MercoPress, in English

Viernes, 24 de mayo de 2019 - 19:03 UTC

Denuncian provocación de EE.UU. en aguas venezolanas mientras Guaidó anuncia contactos con el Comando Sur

Sábado, 11 de mayo de 2019 - 23:34 UTC
Juan Guaidó anunció la orden que le asignó a su encargado de negocios en los EE.UU., Carlos Vecchio, de reunirse “de inmediato” con el “Comando Sur y el almirante” Juan Guaidó anunció la orden que le asignó a su encargado de negocios en los EE.UU., Carlos Vecchio, de reunirse “de inmediato” con el “Comando Sur y el almirante”
Según un comunicado de la armada venezolana, el buque James se encontraba en actividades de patrullaje cuando recibió y acató una orden de abandonar las aguas territoriales Según un comunicado de la armada venezolana, el buque James se encontraba en actividades de patrullaje cuando recibió y acató una orden de abandonar las aguas territoriales

El presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó pidió este sábado a su representante diplomático en EEUU, Carlos Vecchio, reunirse con los responsables del Comando Sur de ese país para coordinar una posible cooperación militar ante la crisis venezolana. Mientras tanto, el ministro de defensa de la administración de Nicolás Maduro, Vladimir Padrino López, advirtió el mismo día “una provocación” de un buque guardacostas de los Estados Unidos que llegó a estar a 20 kilómetros de La Guaira, el principal puerto de Venezuela.

Guaidó, declarado presidente interino constitucional de Venezuela por el Parlamento y reconocido por decenas de países, anunció la orden que le asignó a Vecchio, de reunirse “de inmediato” con el “Comando Sur y el almirante para poder establecer relaciones directas en materia de cooperación”, dijo el líder opositor en un acto público en una plaza del este de Caracas.

Guaidó comentó que ha estado en conversaciones con integrantes de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela para lograr el “cese de la usurpación” en el país. Igualmente reiteró que junto a gobiernos aliados liderados por Estados Unidos, mantienen “todas las opciones” sobre la mesa en la búsqueda de una solución a la crisis nacional que incluya, según dijo, la salida del poder de Maduro, a quien considera un mandatario ilegítimo. 

La escalada de tensión política ha aumentado desde el fallido levantamiento militar del pasado 30 de abril y ha repercutido en la comunidad internacional, cuando imágenes del jefe del parlamento junto al recién liberado líder opositor Leopoldo López y un pequeño grupo de militares madrugó al país con la noticia de una sublevación y presuntas negociaciones con funcionarios del gobierno que tenía la intención de derrocar a Maduro el mismo día.

“No tenemos miedo de decir que sí hemos hablado con la Fuerza Armada y con todos los que están dispuestos a abonar para el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres. Hay una clara división y ruptura en la Fuerza Armada y son más los que se van a pronunciar”, señaló el parlamentario.

Entre los involucrados en las presuntas negociaciones con EE.UU. estaba Padrino López, que desde un acto militar en el estado Vargas anunció que “en estos días tuvimos que enfrentar una provocación de un buque Guardacosta de los Estados Unidos navegando en la zona contigua acercándose apenas a una milla de nuestro mar territorial”.

Según un comunicado de la armada venezolana, el buque James se encontraba en actividades de patrullaje cuando recibió y acató una orden de abandonar las aguas territoriales. “Nosotros no lo vamos a aceptar (...) estamos exigiendo que se respete la ley (...) no es una súplica, no es un favor”, remarcó el ministro de Maduro.



El jefe militar reiteró sus críticas al Gobierno de Donald Trump por las sanciones que ha aplicado contra funcionarios chavistas en los últimos años.



“Crímenes de lesa humanidad que está cometiendo el imperio con el infame bloqueo que tiene contra Venezuela y la persecución económica”, dijo Padrino, quien responsabilizó a EEUU por la escasez de alimentos y medicinas que vive el país desde antes que se produjeran las sanciones.