MercoPress, in English

Martes, 19 de octubre de 2021 - 06:00 UTC

 

 

Fed afirma que mantendrá tasas de interés sin cambios por el 2019

Jueves, 21 de marzo de 2019 - 11:39 UTC
“Puede que pase un tiempo” antes que sea necesario que la Reserva Federal vuelva a elevar las tasas de interés en Estados Unidos, indicó Jerome Powell “Puede que pase un tiempo” antes que sea necesario que la Reserva Federal vuelva a elevar las tasas de interés en Estados Unidos, indicó Jerome Powell

La Reserva Federal estadounidense (Fed) mantendrá las tasas de interés sin cambios este año, ante la ralentización del crecimiento y la ausencia de una fuerte inflación en Estados Unidos. Las tasas de interés se mantendrán entre el 2,25% y el 2,50% en 2019, según las proyecciones de los miembros del banco central desveladas este miércoles tras una reunión de política monetaria de la institución.

“Puede que pase un tiempo” antes que sea necesario que la Reserva Federal vuelva a elevar las tasas de interés en Estados Unidos, indicó el presidente del organismo, Jerome Powell, “Puede que pase un tiempo antes de que necesitemos ajustar la política monetaria”, añadió en una conferencia de prensa, tras el comunicado al término de la reunión de dos días del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), al abrir la puerta a que no se produzcan alzas del precio del dinero en EE.UU. en lo que resta de 2019.

“Es un gran momento para ser pacientes”, agregó. En 2018, la Fed llevó a cabo cuatro subidas de los tipos de interés. De finalizar 2019 sin movimiento en el precio del dinero en EE.UU., sería la primera vez desde 2014. La comparecencia de Powell se produce después que la Fed decidiera mantener sin cambios los tipos de interés en el rango actual de entre el 2,25% y el 2,5%.

Asimismo, rebajó las perspectivas económicas para este año del 2,3% calculado en diciembre a un 2,1%; y las de inflación del 1,9% al 1,8%. El banco central se ha marcado como meta inflacionaria un 2% anual. Pese a esta ralentización en las proyecciones, el presidente de la Fed remarcó que la economía estadounidense sigue gozando de buena salud y que la tasa de expansión para este año es considerada “sólida”.

Como causas del debilitamiento, Powell situó unos “datos mixtos” en EE.UU., el frenazo en el crecimiento en Europa y China, así como las “dudas” que generan las guerras comerciales y la incertidumbre en torno al Brexit, como se conoce el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Las peores previsiones económicas de la Fed contrastan con las del Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, que en su reciente propuesta presupuestaria situó la tasa de expansión del producto interno bruto (PIB) por encima del 3 % en 2019 y 2020.