MercoPress, in English

Miércoles, 19 de junio de 2019 - 05:29 UTC

 

 

Norma de procedimiento parlamentario de 1604 invocada pone en jaque el acuerdo del Brexit de Theresa May

Miércoles, 20 de marzo de 2019 - 10:49 UTC
La semana pasada Theresa May vio como el Parlamento aprobaba unas enmiendas que le daban esperanzas para que exista una vía libre al acuerdo del Brexit La semana pasada Theresa May vio como el Parlamento aprobaba unas enmiendas que le daban esperanzas para que exista una vía libre al acuerdo del Brexit

Brexit ha terminado siendo un verdadero dolor de cabeza para las autoridades británicas. Si se ciñera al plan inicial, el Reino Unido saldría de la Unión Europea en diez días, 19 de marzo, pero a medida que se acerca el plazo, son más las dudas que certezas sobre su futuro.

La semana pasada, la Primera Ministra, Theresa May, vio como se aprobaban en el Parlamento unas enmiendas que le daban esperanzas para que exista una vía libre al acuerdo - donde resalta la solicitud a la UE de una prórroga para la salida- pero un nuevo problema se le presentó a la Premier: uno que proviene del siglo XVII.

Fue el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, quien revivió una normativa de 1604 que impide que el Parlamento tome parte de una nueva votación sobre el Brexit esta semana sin que a la nueva propuesta se le hagan modificaciones importantes. Un duro golpe para la Sra. May, que ya negociaba con los diputados conservadores para aprobar el acuerdo ya rechazado dos veces ante el temor de que el Brexit nunca prospere si las prórrogas son muy largas.

Thomas Erskine May fue un teórico constitucional británico y secretario de la Cámara de los Comunes, cuyo nombre da título a una guía oficial de la práctica parlamentaria escrita por él y que ahora sale nuevamente a la palestra, ya que contiene el citado y polémico texto. La página oficial del Parlamento británico indica que el libro de May es “una descripción de cómo ha evolucionado el procedimiento en la

Cámara de los Comunes y de la Cámara de los Lores”, mientras que The Sun señala que el libro consiste en una serie de directrices que lo ubican como el de mayor autoridad en el procedimiento parlamentario.

El texto originalmente se llama “Un tratado sobre la ley, privilegios, procedimientos y el uso del Parlamento”, pero se le suele conocer por el nombre del autor. Fue publicado por primera vez en 1844 y tuvo entre sus propósitos agrupar una serie de reglas que eran comunes en el Parlamento, como la citada por Bercow que data de 1604. En la actualidad, el libro ya se encuentra en su edición número 24 y cuenta con más de 1.000 páginas, una cifra mucho mayor de las 496 originales. Incluso, se espera que este año salga una nueva versión. 99 años después

Cuando Bercow citó el documento de 1604 lo caracterizó como “una convención sólida y duradera”, ya que se ha usado en varias oportunidades, aunque fue invocado por última vez hace 99 años. Desde 1920 que esta norma se encuentra en reposo, pero el líder de la Cámara indica que esto no significa que la ley esté descontinuada, sino que responde a un acuerdo común del Parlamento para no hacer uso de ella.

Las otras veces que se utilizó fue en 1864, cuando el “Speaker” se negó a seguir las conversaciones de un financiamiento extra para las escuelas de enfermería, luego en 1891 cuando se buscaba limitar el horario de trabajo de los operadores de trenes y en 1912 cuando se discutía sobre el sufragio de las mujeres. ”Una de las razones por las que la regla ha durado tanto es que es una (ley) necesaria para garantizar el uso razonable del tiempo de la Cámara y el respeto adecuado de las decisiones que toma“, dijo Bercow.

Eso sí, existe una forma en que se pueda seguir adelante y consiste en que el Parlamento sea prorrogado, esto significa, suspender el periodo de sesiones para abrir otro y hacer ”borrón y cuenta nueva”. El martes pasado la Premier presentó un segundo plan para el Brexit, que estaba parcialmente modificado, pero que no logró convencer a los diputados, que volvieron a rechazarlo. La derrota significó que se debía buscar una nueva fecha para que la Cámara de los Comunes permita el Brexit, pero ahí apareció Bercow para frenar la posibilidad en un lapso breve.

Categorías: Política, Internacional.