MercoPress, in English

Lunes, 17 de junio de 2019 - 18:56 UTC

Vaticano inicia histórica cumbre sobre la pederastia con 200 líderes de la Iglesia

Jueves, 21 de febrero de 2019 - 10:31 UTC
Francisco busca cambiar la mentalidad de los obispos con un método muy jesuita, y escuchando conmovedores testimonios de víctimas de abusos sexuales Francisco busca cambiar la mentalidad de los obispos con un método muy jesuita, y escuchando conmovedores testimonios de víctimas de abusos sexuales

El Vaticano inicia este jueves una histórica cumbre de tres días contra la pederastia de los sacerdotes, donde por primera vez los 200 líderes de la Iglesia Católica de todo el mundo se reúnen a pedido del Papa Francisco.

El pontífice latinoamericano busca cambiar la mentalidad de los obispos con un método muy jesuita, a través de tres días de debates, discursos, reuniones intercaladas con oraciones, pero sobre todo, escuchando los conmovedores testimonios de víctimas de abusos sexuales cuando eran niños.

“Considero esta reunión un acto de fuerte responsabilidad pastoral ante un desafío urgente de nuestro tiempo”, explicó el domingo el Papa, cuyo pontificado se ha visto ensombrecido por la multiplicación de denuncias en Estados Unidos, Chile, Australia o España.

“Es el momento de la verdad. Aunque dé miedo y nos humille”, reconoció el arzobispo maltés Charles Scicluna, entre los mayores expertos sobre el tema y uno de los organizadores de la cumbre.

La jornada del jueves se abrirá con un momento de oración seguido de un video con testimonios de víctimas y una introducción del papa, para luego entrar en el tema de la responsabilidad.

“El primer paso debe ser reconocer la verdad de lo que ha sucedido”, subrayó recientemente el mismo Papa argentino en una clara invitación al clero a asumir las propias fallas.

Las leyes canónicas reconocen un vínculo teológico entre el obispo y sus sacerdotes, lo que representa un aspecto muy difícil de cambiar, explicó el alemán Hans Zollner al hablar de los principios que rigen a los más de cinco mil obispos con los que cuenta hoy en día la Iglesia católica. Es justamente el tema de la rendición de cuentas el que se abordará el viernes, mientras que el sábado se hablará de la transparencia.

El discurso que pronunciará el papa el domingo como conclusión del encuentro ha provocado muchas expectativas. Pese a la mano dura prometida y a la introducción del delito contra menores al inicio del pontificado, Francisco no ha logrado en estos seis años el apoyo concreto de los episcopados para combatir la pederastia con armas judiciales civiles. Los organizadores de la cumbre esperan por ello que anuncie una serie de medidas a corto, mediano y largo plazo.

“Pedimos que se apliquen con rigor y rápido las leyes que existen, la tolerancia cero. Que se entreguen esos criminales a la justicia civil. No sólo a los que abusan sino también a los que encubren”, clamó el chileno Juan Carlos Cruz, una de las doce víctimas de varias partes del mundo recibidas el miércoles en el Vaticano.

Categorías: Política, Internacional.