MercoPress, in English

Sábado, 20 de abril de 2019 - 22:27 UTC

Alemania abandona el carbón en tres etapas, 2022, 2030 y 2038

Miércoles, 30 de enero de 2019 - 10:04 UTC
En la primera etapa la energía de carbón se deberá reducir en una cuarta parte. La segunda etapa terminará en 2030 cuando el carbón deberá generar sólo 17 GWs En la primera etapa la energía de carbón se deberá reducir en una cuarta parte. La segunda etapa terminará en 2030 cuando el carbón deberá generar sólo 17 GWs

El carbón deberá dejar de usarse en Alemania para generar energía a más tardar en 2038, según las recomendaciones de una comisión que llegó a un acuerdo tras 21 horas de negociaciones en el Ministerio de Economía. La cúpula de la comisión dijo que el plan de abandono del carbón está dividido en tres etapas, la primera de las cuales deberá cumplirse hasta 2022 con la salida de la red de las centrales más viejas.

En esa primera etapa la energía producida por el carbón se deberá reducir en una cuarta parte. La segunda etapa terminará en 2030 cuando el carbón deberá generar sólo 17 gigavatios frente a los 45 gigavatios actuales.

En 2032 se deberá hacer una evaluación de la manera como hasta ese momento se haya desarrollado el plan para determinar si el abandono definitivo del carbón se puede adelantar a 2035.

La comisión, nombrada por el gobierno, está formada por representantes de los estados federados, de la industria, de los sindicatos y de ONG defensoras del medioambiente, y se espera que sus recomendaciones desemboquen en un proceso legislativo.

Actualmente, cerca de un tercio de la energía en Alemania es generada por centrales termoeléctricas que funcionan con carbón lo que deberá irse reduciendo paulatinamente en los próximos años, y ser reemplazada por el uso de energías renovables y por un aumento de la eficiencia energética.

Además, el informe advierte que se requiere mejorar las redes de distribución de energía. Paralelamente, se continuará con el plan de abandono de la energía nuclear. La última central nuclear deberá cerrarse en 2022.

El informe señala que el comienzo del plan del abandono del carbón y el abandono de la energía nuclear llevará a un aumento inicial de los precios de la electricidad por lo que habrá que crear sistemas de compensación para empresas y familias.