MercoPress, in English

Lunes, 25 de octubre de 2021 - 09:44 UTC

 

 

Francisco abre los brazos de la Iglesia a la comunidad gay

Martes, 22 de mayo de 2018 - 09:09 UTC
Se trata del chileno que de niño fue víctima del sacerdote abusador Fernando Karadima y hoy acusador del obispo Juan Barros por encubridor del religioso Se trata del chileno que de niño fue víctima del sacerdote abusador Fernando Karadima y hoy acusador del obispo Juan Barros por encubridor del religioso
Juan Carlos Cruz declaró que fue desacreditado por los obispos de Chile por el hecho de ser homosexual y habló a Francisco del dolor que le causó su calumnia. Juan Carlos Cruz declaró que fue desacreditado por los obispos de Chile por el hecho de ser homosexual y habló a Francisco del dolor que le causó su calumnia.

“Dios te hizo así, y él te quiere” es la frase que el papa Francisco le dijo a un hombre gay, según refirió este. Fue recibida por la comunidad LGBT como una nueva señal de Jorge Bergoglio de hacer sentir a los gays acogidos.

Se trata del chileno Juan Carlos Cruz, de niño víctima del sacerdote abusador serial Fernando Karadima y hoy acusador del obispo Juan Barros por haber ocultado los crímenes del religioso, quien dijo en una entrevista con el diario El País de Madrid que habló al pontífice de su homosexualidad durante las reuniones que mantuvo con él en el Vaticano hace tres semanas.

Cruz declaró que fue desacreditado por los obispos de Chile por el hecho de ser homosexual y habló a Francisco del dolor que le causó su calumnia.

“Juan Carlos, que tú seas gay no importa. Dios te hizo así y te quiere así y a mí no me importa. El papa te quiere así, tú tienes que estar feliz con quien tú eres”, le dijo Francisco a Cruz.
Consultado por algunos medios, el Vaticano se negó a comentar la información, por tratarse de una conversación privada del pontífice, pero de inmediato la comunidad LGBT a nivel internacional recibió con entusiasmo el relato de Cruz.

“Desde Chile llegó una extraordinaria apertura de Francisco sobre la homosexualidad: somos así como fruto del proyecto de Dios”, subrayó en Italia el portal Gay.it.

“El Vaticano no comentó las presuntas palabras de Francisco-agregó-, ningún pontífice había hablado nunca de modo tan explícito de aceptación de la homosexualidad”.

En efecto, si la frase del papa es verídica, estamos mucho más allá de su famoso “quién soy yo para juzgar”, que causó tanto escozor en su momento por su apertura hacia los gays.

De regreso de la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro, el 29 de julio de 2013, Jorge Bergoglio respondió en vuelo a una pregunta sobre el “lobby gay” en el Vaticano.

“Se escribe mucho del lobby gay –dijo–. Yo todavía no encontré quien me dé el documento de identidad en el Vaticano con ’gay’. Dicen que hay. Creo que cuando uno se encuentra con una persona así debe distinguir el hecho de ser una persona gay del hecho de hacer un lobby, porque los lobby todos no son buenos. Ese es malo”.

“Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, pero “quién soy yo para juzgarla?”, agregó. “El Catecismo de la Iglesia católica explica esto en modo bello”, “no se debe marginar a estas personas por eso, deben ser integrados en la sociedad”. “El problema no es tener esta tendencia, no; debemos ser hermanos”, agregó Francisco, “el problema es hacer lobby de esta tendencia: lobby de negocios, lobby de políticos, lobby de los masones, tantos lobby. Este es para mí el problema más grave”.

Ahora sus palabras, dichas a una de las víctimas de abusos que con sus denuncias y revelaciones llevaron recientemente a la dimisión de todo el episcopado chileno, van incluso más allá, en contra tendencia respecto de la actitud de condena y cierre que persiste en muchas partes del mundo católico.

Categorías: Internacional.