MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 11:25 UTC

 

 

Cuestionan en Paraguay el resultado electoral del domingo: alegan fraude en algunas mesas

Jueves, 26 de abril de 2018 - 09:46 UTC
El derrotado liberal Efraín Alegre advirtió sobre la existencia de “muestras muy claras de fraude” en el recuento El derrotado liberal Efraín Alegre advirtió sobre la existencia de “muestras muy claras de fraude” en el recuento

El presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, confirmó que deberá lidiar con un Senado en el que no tendrá mayoría y, probablemente, maniobrar para que la oposición, unida, no vete las juras de los ex presidentes Nicanor Duarte Frutos y Horacio Cartes, cuestionados porque la Constitución les reserva bancas vitalicias pero sin voto.

Además, a las especulaciones sobre el Congreso que viene, se sumaron múltiples denuncias sobre eventuales fraudes en los comicios del domingo, rechazadas por el oficialista Partido Colorado y la justicia electoral, pero amplificadas por la oposición, que hasta organizó una manifestación frente a la sede del Tribunal encargado de organizar la compulsa.

La oposición cuestiona que Duarte Frutos, Cartes y el ex vice Juan Afara hayan podido ser candidatos, amparados por un fallo de la Corte Suprema. La denuncia llegó a la OEA. Ya en 2008 Duarte Frutos no logró asumir por esta misma razón.

Cuando crecían las especulaciones sobre el futuro Senado y la polémica sobre los ex mandatarios, arreciaron las denuncias, hasta el martes solo esbozadas, sobre irregularidades en las actas. El derrotado liberal Efraín Alegre advirtió sobre la existencia de “muestras muy claras de fraude” en el recuento, y en su apoyo salieron dirigentes de fuerzas minoritarias.

Enseguida, el TSJE salió a rechazar la denuncia. ‘No existe fraude‘, dijo a los periodistas Luis Salas, director de Recursos Electorales del organismo.

El funcionario evaluó que, en todo caso, pudo haber un incumplimiento de funciones por parte de los integrantes de algunas de las mesas electorales a la que se refirió Alegre. “Desde el principio avisamos a los partidos; les dijimos que controlen y si no controlan generan suspicacia. No queremos que la democracia se manche por la suspicacia”, añadió Salas.

Alegre perdió por 3,7 puntos porcentuales de diferencia respecto al colorado Benítez, la menor distancia desde que Paraguay recuperó la democracia, en 1989.

Categorías: Política, Paraguay.