MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 03:16 UTC

 

 

Préstamos a Argentina y Chile para un túnel fronterizo que cruce los Andes

Jueves, 19 de octubre de 2017 - 09:50 UTC
Los fondos son destinados a la construcción del túnel fronterizo Agua Negra, en los Andes, aunque los créditos son ampliables a un total de US$ 1.500 millones. Los fondos son destinados a la construcción del túnel fronterizo Agua Negra, en los Andes, aunque los créditos son ampliables a un total de US$ 1.500 millones.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó préstamos para Argentina y Chile por un total de US$ 280 millones que serán destinados a la construcción del túnel fronterizo Agua Negra, en la Cordillera de Los Andes.

 Según el organismo financiero, el préstamo para Argentina es por US$ 130 millones, mientras que el que concede a Chile es por US$ 150 millones, aunque los créditos son ampliables a un total de US$ 1.500 millones.

“El proyecto del túnel de Agua Negra simboliza el mandato que tiene el BID de apoyar la conexión de los países con las economías regionales y globales”, afirmó José Luis Lupo, gerente de países del Cono Sur del BID.

Los recursos concedidos por el BID permitirán a ambos países comenzar la construcción del nuevo túnel, una obra que posibilitará mejorar la integración fronteriza.

El túnel, según destacó el BID, incrementará ”el acceso de la región a los mercados internacionales a través del corredor bioceánico que conectará el Atlántico con el Pacífico por la ruta Coquimbo (Chile) - San Juan (Argentina) - Porto Alegre (Brasil)”.

En concreto, con estos préstamos se dará apoyo a las unidades técnicas nacionales y regionales que están a cargo del proyecto y se financiará la construcción de los primeros segmentos del túnel, incluyendo obra civil, creación de carreteras de acceso temporal y excavación de portales en ambos países.

Desde 2007, el tráfico de vehículos entre Argentina y Chile ha crecido a un ritmo del 6% anual.

Sin embargo, recordó el BID; las limitaciones en las infraestructuras fronterizas actuales y los procesos de control de fronteras existentes hacen que los pasos operativos en la actualidad sean insuficientes para atender al aumento previsto de la demanda de carga y tráfico de pasajeros.

El nuevo túnel tendrá una longitud de 13,9 kilómetros e incluirá dos galerías, una para cada sentido del tráfico. Se prevé que el nuevo paso absorba el 10% del tráfico del paso de Cristo Redentor, que en la actualidad es el principal nodo de conexión entre Argentina y Chile, con un tráfico de 2.100 vehículos diario.