MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 00:47 UTC

 

 

Manifestación pro-europea al inicio de la convención conservadora en Manchester

Lunes, 2 de octubre de 2017 - 11:08 UTC
La caricatura gigante de May, en una lucha imposible con los miembros de su gabinete para ponerle el calcetín de la Union Jack al “monstruo” del Brexit La caricatura gigante de May, en una lucha imposible con los miembros de su gabinete para ponerle el calcetín de la Union Jack al “monstruo” del Brexit
“La única salida al caos creado de antemano por el Brexit es una segunda votación, para decidir cuál será realmente nuestro papel en Europa”, declaró Vince Cable “La única salida al caos creado de antemano por el Brexit es una segunda votación, para decidir cuál será realmente nuestro papel en Europa”, declaró Vince Cable

El “monstruo” del Brexit marcó el camino de una multitudinaria manifestación pro-europea este domingo en la ciudad británica de Manchester. Una criatura amorfa y fallera, con las cabezas de Theresa May, Boris Johnson, Michae Gove y David Davis, abrió la marcha seguida de un río de banderas azules a las puertas del Hotel Midland, en el arranque de la conferencia del Partido Conservador.

 Por tercera vez en un mes, más de 50.000 británicos hicieron causa común y acudieron al reclamo anti-Brexit, que vuelve a sonar con fuerzas renovadas en medio del fiasco de las negociaciones y entre las divisiones que no cesan en el gabinete de May. En un mensaje dirigido a los conspiradores de su propio partido, May declaró que piensa continuar en su puesto, culminar la salida de la UE y crear “un país que funcione para todos”.

La caricatura gigante de May, en una lucha imposible con los miembros de su gabinete para ponerle el calcetín de la Union Jack al “monstruo” del Brexit, fue sin embargo la imagen que marcó la primera jornada del cónclave de los 'tories' en Manchester, inundada de banderas, silbatos y consignas pro-europeas en cada esquina y en alguna que otra ventana.

“La única salida al caos creado de antemano por el Brexit es una segunda votación, para decidir cuál será realmente nuestro papel en Europa”, declaró el líder liberal-demócrata Vince Cable, que se puso al frente de la comitiva y pidió al líder laborista Jeremy Corbyn que se sume a la petición de un nuevo referéndum.

La sindicalista Paula Baker, de Unison, arengó a los manifestantes congregados en el Parque de Todos los Santos y pidió a los laboristas que salgan del “armario europeo” y proclamen sin rodeos su sentimiento anti-Brexit: “La salida de la UE no va a beneficiar a los trabajadores. Ya lo estamos notando en los bolsillos y ahora nos van a arrebatar nuestros derechos. Los ”tories“ quieren aprovechar la situación para perpetuar su yugo sobre los menos favorecidos”.

Categorías: Política, Internacional.