MercoPress, in English

Jueves, 25 de julio de 2024 - 20:19 UTC

 

 

Escocia aprueba moción para negociar nuevo referendo de independencia

Miércoles, 29 de marzo de 2017 - 11:51 UTC
El legislativo escocés decidió por 69 votos a 59 darle a Sturgeon un mandato para lograr ante el Parlamento británico autorización para preparativos del  referéndum El legislativo escocés decidió por 69 votos a 59 darle a Sturgeon un mandato para lograr ante el Parlamento británico autorización para preparativos del referéndum
El Parlamento británico -donde la primera ministro Theresa May cuenta con mayoría en los Comunes- tiene el poder de decidir sobre un segundo plebiscito. El Parlamento británico -donde la primera ministro Theresa May cuenta con mayoría en los Comunes- tiene el poder de decidir sobre un segundo plebiscito.

El Parlamento de Escocia aprobó este martes, tal cual se anticipaba, una moción que otorga al gobierno autónomo el mandato de negociar con Londres la convocatoria de un nuevo referéndum sobre su independencia del Reino Unido, desafiando la firme negativa del gobierno británico justo un día antes del inicio del proceso del Brexit.

 La propuesta de la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, busca revivir una nueva consulta por la independencia a mediados de 2018 o a mediados del año siguiente, más de dos años y medio después de realizar el primer referéndum, y una vez que estén más claros los términos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Tal como se esperaba, el legislativo regional decidió, por 69 votos a favor y 59 en contra, darle a Sturgeon un mandato para tratar de conseguir un permiso del Parlamento británico en Londres que permita avanzar con los preparativos de un referéndum.

El Parlamento británico -donde la primera ministra Theresa May tiene mayoría en la Cámara de los Comunes- tiene el poder de decidir si Escocia puede celebrar un segundo plebiscito.

“Escocia, como el resto del Reino Unido, se encuentra en una encrucijada”, dijo la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) antes de la votación, en la que sumó los seis votos del Partido Verde a sus 63 diputados en una cámara con 129 escaños.

El debate en el Parlamento autónomo duró cerca de siete horas, en una sesión que se extendió durante tres días y que se vio suspendida el miércoles pasado por un atentado en Londres, en el que cinco personas murieron, entre ellos el atacante.

”Cuando el Artículo 50 del Tratado de Lisboa se active este miércoles, el camino para nuestro país será inevitable (...) habrá un impacto en el comercio, la inversión y nuestros estándares de vida. Y un impacto en la naturaleza de la sociedad en la que vivimos“, advirtió Sturgeon.

El gobierno británico dijo que no negociará todavía la propuesta escocesa, y la ministra principal escocesa coincidió con May al asegurar que ”sería injusto para el pueblo de Escocia pedirles que tomen una decisión crucial sin la información necesaria para nuestra futura relación con Europa”.

Escocia votó contra la independencia en un referéndum celebrado en septiembre de 2014, cuando el 55,3% de los votantes que participaron en el primer plebiscito optaron por continuar formando parte del Reino Unido.

El pueblo de Escocia debería tener el derecho de elegir entre un Brexit, probablemente un Brexit muy duro, o convertirse en un país independiente que pueda definir su propio curso”

Categorías: Política, Internacional.