MercoPress, in English

Martes, 30 de noviembre de 2021 - 23:50 UTC

 

 

Si Trump visita Londres para tomar el té con la Reina, no quiere ni de causalidad ver al Príncipe Carlos

Lunes, 30 de enero de 2017 - 19:16 UTC
El Príncipe de Gales es un abanderado en la lucha del cambio climático, y expuso en la cumbre del clima de París en 2015, pero Trump es totalmente contrario El Príncipe de Gales es un abanderado en la lucha del cambio climático, y expuso en la cumbre del clima de París en 2015, pero Trump es totalmente contrario
Trump quiere que sean los príncipes Guillermo y Enrique, hijos de Carlos, quienes le reciban durante su esperada visita al Reino Unido Trump quiere que sean los príncipes Guillermo y Enrique, hijos de Carlos, quienes le reciban durante su esperada visita al Reino Unido

El presidente Donald Trump y el príncipe Carlos, heredero de la Corona británica, están enfrentados por sus divergencias sobre el cambio climático, lo que podría afectar la visita del mandatario estadounidense al Reino Unido este año, de acuerdo a la prensa de Londres.

 Al parecer, Trump es reticente a reunirse con el príncipe de Gales cuando visite Londres, posiblemente en junio, por la posición del heredero británico sobre las consecuencias del cambio climático, que ya expuso en la cumbre del clima de París en 2015.

Aparentemente el entorno de Trump ha advertido a los funcionarios británicos que sería contraproducente si el príncipe pretende hablar con el presidente estadounidense sobre medioambiente, informa el The Sunday Times.

Los asesores de Trump quieren que sean los príncipes Guillermo y Enrique, hijos de Carlos, quienes le reciban durante su esperada visita al Reino Unido, donde se entrevistará con la reina Isabel II.

El dominical británico considera que el heredero de la Corona es visto como un “factor de riesgo” durante la visita, para la que la primera ministra británica, Theresa May, cursó invitación a Trump el pasado viernes cuando ambos celebraron su primera reunión bilateral en Washington.

Según el Sunday Times, los asesores de Trump temen, además, que haya manifestaciones en el Reino Unido durante su visita, después de que el presidente se mostrara dispuesto a abandonar el acuerdo internacional que contempla atajar los efectos del cambio climático, firmado tras la cumbre de París en 2015.

El presidente no aceptará que “alguien le enseñe, incluso un miembro de la familia real. Francamente, deberían pensarlo dos veces antes de ponerlo a él y al príncipe Carlos juntos en una misma sala” , dijo una fuente cercana a Trump al dominical británico.

Lo que quiere Trump en Reino Unido es, según el rotativo, ser recibido con gran pompa, ver caballos en la avenida The Mall, que une Trafalgar y Buckingham, y tomar el té con los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina.