MercoPress, in English

Lunes, 23 de mayo de 2022 - 23:20 UTC

 

 

Elecciones en Holanda, primer gran escenario para discutir “inmigración descontrolada”

Lunes, 16 de enero de 2017 - 09:44 UTC
Wilders basa su campaña en un discurso a favor de valores e intereses nacionales y en contra del establishment de la Unión Europea y la inmigración “descontrolada” Wilders basa su campaña en un discurso a favor de valores e intereses nacionales y en contra del establishment de la Unión Europea y la inmigración “descontrolada”

El Partido por la Libertad de Holanda, (PVV), liderado por Geert Wilders, comienza el año encabezando las encuestas realizadas por la firma Peil. Wilders basa su campaña en un discurso a favor de los valores e intereses nacionales y en contra del establishment de la Unión Europea y la inmigración “descontrolada”. Es tildado de islamófobo por su especial encono contra la inmigración proveniente de Marruecos, de religión musulmana.

 El tema de la inmigración ha llevado al líder del PVV a recorrer juzgados, el pasado mes de diciembre fue considerado culpable de discriminación racial por haber pedido en un discurso público en 2014 “por menos marroquíes en los Países Bajos”. Sin embargo no recibió ninguna sanción porque los jueces consideran que el proceso mismo es el castigo.

Wilders reaccionó contra la sentencia y dijo que era “vergonzosa y contraria a su libertad de expresión y de la de millones de ciudadanos”. Además, advirtió a jueces y políticos “del sistema” que nadie será capaz de silenciarlo ni eliminarlo de la escena política y prometió seguir la discusión del “problema marroquí” que tiene el país. Reiteró que el juicio era “político” y que ni sus votantes ni él “eran racistas” por hacer comentarios sobre marroquíes. Prometió que él se encargaría de devolver a los Países Bajos “su grandeza”, imitando el lema que llevó a la presidencia de los Estados Unidos a Donald Trump.

El segundo lugar lo tiene el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD), liderado por el Primer ministro Mark Rutte, quien gobierna en los Países Bajos desde octubre de 2010, con diversas coaliciones. Rutte ha llevado adelante una política de “austeridad” con recortes a pedido de la Unión Europea y ha sido un gran aliado de la canciller alemana Angela Merkel.

El partido liberal VVD no pasa por su mejor momento y dejaría de ser el partido mayoritario, aunque confían todavía en achicar la ventaja y estar en mejores condiciones que Wilders en formar una coalición de Gobierno incluso perdiendo la primera ubicación.

La elección del Primer ministro es indirecta y se requiere de 76 diputados sobre 150 para obtener la mayoría absoluta, el nacionalista PVV a pesar de ganar quedaría lejos de los 76 y especulan que es poco probable que las demás formaciones le den su apoyo cuando el Rey Guillermo Alejandro le encargue la formación del Gobierno.

Entre las demás formaciones, el tercer lugar está muy disputado entre los Democristianos (CDA), la izquierda ecologista “GroenLinks” y los socio-liberales “Democraten 66” (D66).

El 15 de marzo será la primera gran elección en la Unión Europea del año, marcado por la rivalidad entre los ya establecidos partidos “Globalistas liberales y socialdemócratas” contra los emergentes partidos “Patriotas”, de corte nacionalista y anti-Unión Europea, la puja seguirá en Francia a partir del mes de abril y culminará en Alemania en el mes de octubre.

Categorías: Política, Internacional.