MercoPress, in English

Miércoles, 6 de julio de 2022 - 00:01 UTC

 

 

Para combatir contrabando de divisas, Maduro cierra frontera colombiana por 72 horas

Martes, 13 de diciembre de 2016 - 17:58 UTC
Nicolás Maduro volvió a cerrar la frontera con Colombia Nicolás Maduro volvió a cerrar la frontera con Colombia

El gobierno de Nicolás Maduro cerró el lunes la frontera de Venezuela con Colombia durante 72 horas en un movimiento para combatir el contrabando de dinero en efectivo que afecta a la inflación galopante, que ha ahogado los negocios y ha llevado a las autoridades monetarias a imprimir nuevas series de bolìvares de denominaciones màs altas.

 “Este es un ataque contra Venezuela, por lo que se trata de una medida necesaria e inevitable”, dijo Maduro al anunciar el cierre de la frontera en un discurso televisado junto a los principales asesores económicos. “Es la primera de una serie de decisiones que vamos a tomar para defender nuestro bolívar, nuestra economía y nuestra gente”.

El cierre de la frontera coincide con la decisión de Maduro de retirar de la circulación el billete de 100 bolívares, el màs alto actualmente en circulación, que equivale a 3 centavos de dólar estadounidense en el mercado negro. El lunes, los venezolanos se apresuraron a gastar sus billetes de 100 bolívares antes del miércoles, lìmite fijado por Maduro para la validez de los billetes llamados a retirarse. Se estima que un tercio de los venezolanos no tienen cuenta bancaria y conservan sus eventuales ahorros en moneda que pronto no tendrán valor.

Para los próximos días se espera la distribución de billetes de hasta 20.000 bolívares, los cuales, seg{un algunos economistas, sólo alimentarán una inflación más rápida, que ya es la más alta del mundo. Seg{un estimaciones del Fondo Monetario Internacional, la inflacion venezolana superaría el 1.000 por ciento anual en 2017.

Maduro ha acusado a las bandas criminales que operan a lo largo de la frontera de tratar de pasar de todo, desde camiones cargados de comida subsidiada a gasolina vendida en Venezuela a los precios más baratos del mundo. Comparó el comercio de efectivo a una centrífuga por la cual las “mafias” que operan desde la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta comprando los escasos bolívares con monmeda fuerte para luego reciclarlos a Venezuela con un enorme beneficio, reduciendo el valor de la moneda en el proceso. Maduro dijo que el lunes anterior se habían incautado 64 millones de bolívares en efectivo cruzando por tierra a lo largo de los 2,219 kilómetros de frontera entre ambos países.

La frontera entre los dos países fue cerrada por un año y se reabrió en agosto para permitir a los pocos venezolanos que todavía pueden costearlo que pasen a a Colombia para comprar comida y medicinas.