MercoPress, in English

Lunes, 4 de marzo de 2024 - 09:04 UTC

 

 

Colombia y ELN anuncian negociaciones en Quito a partir del 27 de octubre

Martes, 11 de octubre de 2016 - 11:25 UTC
”Las delegaciones del gobierno y el ELN hemos acordado instalar el 27 de octubre en Quito, la mesa pública de conversaciones”, señaló en Caracas Pablo Beltrán ”Las delegaciones del gobierno y el ELN hemos acordado instalar el 27 de octubre en Quito, la mesa pública de conversaciones”, señaló en Caracas Pablo Beltrán

El gobierno colombiano y la guerrilla del ELN iniciarán negociaciones de paz el próximo 27 de octubre en Quito para poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo, anunciaron las partes este lunes en Caracas.

 ”Las delegaciones del gobierno y el ELN hemos acordado instalar el día 27 de octubre en Quito, Ecuador, la mesa pública de conversaciones” , señaló una declaración leída en Casa Amarilla, sede de la cancillería venezolana, por el jefe de la delegación insurgente Pablo Beltrán. Previo al inicio de la etapa de negociaciones, el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista) -segunda guerrilla colombiana después de las FARC- se comprometió a liberar a dos secuestrados.

“Además, cada una de las partes hará, a partir de la fecha, otras acciones y dinámicas humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz”, añadió el comunicado suscrito por cuatro delegados del gobierno y cinco del ELN.

Horas antes del anuncio, el ELN entregó al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a un hombre identificado como Nelson Alarcón, a quien mantenía secuestrado desde hacía tres meses. Es el tercer civil liberado por el ELN en las últimas dos semanas.

En Bogotá, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que, ahora, la paz “será completa” tras los acuerdos previos con las FARC. “Hemos venido buscando, desde hace cerca de tres años, una negociación para acabar también el conflicto armado” con el ELN, afirmó en cadena televisada desde la presidencial Casa de Nariño.

La fase pública de negociación arranca luego de que el pasado 30 de marzo gobierno y guerrilla anunciaran, también en Caracas, el inicio de un proceso de paz cuyos garantes serán Brasil, Cuba, Chile, Ecuador, Noruega y Venezuela, cuyos buenos oficios agradecieron este lunes.

Aún cuando entonces señalaron que la mesa de negociación sería instalada semanas más tarde en Ecuador, el proceso quedó en suspenso ante la exigencia del gobierno de que el ELN liberara a todos los secuestrados en su poder.

Si bien se desconoce el número exacto de cautivos del ELN, fuentes oficiales estiman que al menos una persona sigue retenida por este grupo: el ex congresista Odín Sánchez, quien se entregó en abril a la guerrilla a cambio de su hermano enfermo.

Anticipando el arranque de las negociaciones, el jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) , Rodrigo Londoño (Timochenko), deseó “éxitos” al ELN.

#DelegaciónELNPaz cuenta con nuestro respaldo militante y solidario. Muchos éxitos en ese proceso que hoy inician”, escribió Londoño en Twitter.

El anuncio entre el ELN y el gobierno de Santos se da una semana después de que los colombianos rechazaran en un plebiscito el acuerdo de paz pactado por el gobierno y las FARC, la principal y más antigua guerrilla del país, tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba.

El proceso con el ELN se concretó tras una fase de diálogos exploratorios que se llevó a cabo entre enero de 2014 y marzo de 2016 en Ecuador, Brasil y Venezuela. Fundado en 1964 bajo la influencia de la revolución cubana y la Teología de la Liberación, el ELN tiene unos 1.500 combatientes en sus filas pero cuenta con una amplia red de apoyo de milicianos y simpatizantes en todo el país, según fuentes oficiales.

Las tentativas de paz han avanzado sin un alto al fuego -a lo que se ha opuesto Santos por considerar que podría fortalecer a la agrupación. El conflicto colombiano, que comenzó como una sublevación campesina en los años 1960, ha enfrentado durante más de 50 años a guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha y fuerzas públicas y deja 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,8 millones de desplazados

Categorías: Política, América Latina.