MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 09:43 UTC

 

 

Papa critica cultura de la reelección en América Latina: contraria a la soberanía del pueblo

Lunes, 3 de octubre de 2016 - 11:42 UTC
“Estamos habituados a ver más las formas democráticas que la soberanía del pueblo pero deben ir juntas”, observó Francisco “Estamos habituados a ver más las formas democráticas que la soberanía del pueblo pero deben ir juntas”, observó Francisco
Francisco confirmó las “buenas relaciones” entre el Vaticano y China, aunque admitió que avanzan “lentamente” Francisco confirmó las “buenas relaciones” entre el Vaticano y China, aunque admitió que avanzan “lentamente”
El pontífice calificó como una “elección dificultosa” la que deben hacer los católicos entre los dos candidatos mayoritarios, Hillary Clinton y Donald Trump. El pontífice calificó como una “elección dificultosa” la que deben hacer los católicos entre los dos candidatos mayoritarios, Hillary Clinton y Donald Trump.

El papa Francisco formuló dos críticas a la cultura política de América latina, durante el viaje que lo llevó de regreso a Roma tras una gira de tres días por el Cáucaso. Primero planteó como ejemplo que en la región “hay países que son muy politizados pero que no tienen cultura política”. Además, tras plantear su convencimiento de que “el pueblo es soberano” criticó los intentos de algunos países para reformar las constituciones.

 “Estamos habituados a ver más las formas democráticas que la soberanía del pueblo pero deben ir juntas”, observó.

“Se crea un hábito en algunos continentes de cuando se termina el segundo mandato el gobierno busca cambiar la constitución para intentar buscar un tercero, y esto es sobrevalorar la así llamada democracia contra la soberanía del pueblo que está en las constituciones”, criticó luego sin referirse explícitamente pero recordando una usanza extendida en el continente.

Por otra parte el Papa confirmó las “buenas relaciones” que hay entre el Vaticano y China, aunque admitió que avanzan “lentamente”, y vaticinó una “elección dificultosa” para los católicos en Estados Unidos en noviembre próximo.

“Estamos en buenas relaciones con China”, aseguró el pontífice en conferencia de prensa al regreso de una gira de tres días por el Cáucaso en la que lo acompañó Télam junto a otros medios a bordo del avión papal.

“Se estudia, se habla, hay comisiones de trabajo, soy optimista”, dijo en referencia a la posibilidad de un restablecimiento de las relaciones bilaterales formales con China, estancadas desde 1951.

“Ahora creo que los museos vaticanos ha hecho una exposición de China, y también harán una los chinos allá; hay también tantas hermanas, tantos sacerdotes que puedan trabajar allá; la relación entre el Vaticano y China se debe fijar”, agregó.

El diálogo bilateral entre ambos Estados, interrumpido con el ascenso de Mao Tse Tsung al poder, se encuentra estancado en dos ejes fundamentales: la nómina de obispos, por las reticencias del gobierno chino a aceptar un nombramiento directo desde Roma; y las relaciones diplomáticas que la Santa Sede mantiene con Taiwán.

De todas formas, Francisco, que ya expresó su deseo de ir al país asiático, aseguró que “se está hablando lentamente y las cosas que van lentas van bien”.

”De los chinos tengo la más alta estima; hace dos días hubo un convenio en la Pontificia Academia de Ciencias sobre (la encíclica) Laudato Si', y allí estuvo una delegación china; el presidente chino me ha enviado un regalo“, explicó.

Consultado además por la contienda presidencial de noviembre próximo en Estados Unidos, el Pontífice calificó como una ”elección dificultosa“ la que deben hacer los católicos entre los dos candidatos mayoritarios, Hillary Clinton y Donald Trump.

”Es una elección dificultosa para los católicos; según usted (por el periodista) hay dificultad en uno y otro, pero en campaña electoral nunca digo una palabra; el pueblo es soberano y solo diré: estudien bien las propuestas, recen, y elijan en conciencia“, afirmó.

De todas formas, luego planteó una hipótesis ”de ficción“ para expandir su respuesta.

”Ahora salgo del problema y voy a una ficción porque no quiero hablar del problema concreto: cuando sucede que en un país cualquiera hay dos, tres o cuatro candidatos que no dan satisfacción a todos, significa que la vida política de ese país quizás está demasiado politizada pero no está nacida aun una cultura política“, criticó.

”Y uno de los trabajos de la iglesia es enseñar a tener cultura política”, planteó.

Categorías: Política, Internacional.