MercoPress, in English

Lunes, 25 de octubre de 2021 - 10:27 UTC

 

 

Arco político español alerta sobre un posible Caracazo en Venezuela por la crisis humanitaria

Viernes, 3 de junio de 2016 - 12:52 UTC
García Margallo: la crisis humanitaria puede derivar en un conflicto violento si no somos capaces de atajarlo. O se resuelve dialogando o de la forma más traumática García Margallo: la crisis humanitaria puede derivar en un conflicto violento si no somos capaces de atajarlo. O se resuelve dialogando o de la forma más traumática
”Los límites de desabastecimiento son graves. Puede haber una implosión, puede haber un caracazo”, advirtió  el ex presidente socialista Felipe González. ”Los límites de desabastecimiento son graves. Puede haber una implosión, puede haber un caracazo”, advirtió el ex presidente socialista Felipe González.
El Caracazo en 1989, un levantamiento popular que duró varios días, dejó un saldo de cientos de muertos cuando el presidente era Carlos Andrés Pérez El Caracazo en 1989, un levantamiento popular que duró varios días, dejó un saldo de cientos de muertos cuando el presidente era Carlos Andrés Pérez

El arco político tradicional de España, el canciller José Manuel García Margallo y el ex presidente de gobierno socialista Felipe González advirtieron este jueves que la “crisis humanitaria” en Venezuela puede derivar en un “caracazo”.

 En un foro sobre Venezuela celebrado en la Casa de América de Madrid, el canciller declaró que “la crisis humanitaria puede derivar en un conflicto violento si no somos capaces de atajarlo. O se resuelve dialogando o de la forma más traumática”.

García Margallo ofreció la ayuda del gobierno español del conservador Mariano Rajoy para “poner las condiciones que ayuden a resolver la crisis”. Añadió que “en contra de lo que dice Nicolás Maduro, la política de España no es en contra de Venezuela, sino a favor”.

En el mismo foro González avisó que “puede haber un caracazo, sí, lo puede haber. Los límites de desabastecimiento son graves. Puede haber una implosión, puede haber un caracazo”.

Según González, Venezuela atraviesa “ el período especial que vivió Cuba tras la caída de la Unión Soviética entre 1992 y 1995 pero mucho peor, porque el Estado cubano distribuía la escasez con eficiencia”.

El Caracazo refiere al levantamiento popular y violentos disturbios contra el gobierno del entonces presidente Carlos Andrés Pérez, entre el 27 de febrero y 8 de marzo de 1989, tras anunciarse un aumento de precio de los combustibles. Las Fuerzas Armadas y de Seguridad salieron a reprimir con un balance oficial de 276 muertos, aunque se cree que en realidad fueron más de 300 y otros 2.000 desaparecidos.

Queriendo aprovechar el caos y violencia desatada, también hubo en la oportunidad un conato de golpe, abortado, que incluía entre sus impulsores a un joven oficial del ejército, Hugo Chávez.