MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 18:56 UTC

 

 

Gremio de industriales de Sao Paulo critica nombramiento de Lula da Silva

Jueves, 17 de marzo de 2016 - 09:44 UTC
La Fiesp que en reiteradas ocasiones ha pedido abiertamente la renuncia de Rousseff expresó además apoyo a las manifestaciones contra la mandataria La Fiesp que en reiteradas ocasiones ha pedido abiertamente la renuncia de Rousseff expresó además apoyo a las manifestaciones contra la mandataria
La elección de Lula para sustituir a Jaques Wagner se produce cuando el ex presidente encara varias causas abiertas con la Justicia La elección de Lula para sustituir a Jaques Wagner se produce cuando el ex presidente encara varias causas abiertas con la Justicia
En calidad de ministro, Lula gozará de fuero privilegiado, de modo que las causas en su contra solo podrán ser tramitadas en la Corte Suprema. En calidad de ministro, Lula gozará de fuero privilegiado, de modo que las causas en su contra solo podrán ser tramitadas en la Corte Suprema.
Moro levantó el sigilo de las escuchas en las líneas telefónicas de Lula luego de que Rousseff anunciara su nombramiento como titular del Ministerio de la Presidencia. Moro levantó el sigilo de las escuchas en las líneas telefónicas de Lula luego de que Rousseff anunciara su nombramiento como titular del Ministerio de la Presidencia.

El presidente de la mayor y más influyente patronal del Brasil, Paulo Skaf -que dirige la Federación de Industrias de Sao Paulo (Fiesp)-, afirmó en un breve comunicado que “la llegada de Lula al ministerio de la Presidencia es un golpe contra la nación brasileña”.

 El poderoso gremio empresarial es un firme opositor del gobierno de Dilma Rousseff, contra quien defiende la apertura de un juicio político con miras a su destitución, que tramita en el Congreso desde finales del pasado año y puede ser retomado en los próximos días.

La Fiesp, que en reiteradas ocasiones ha pedido abiertamente la renuncia de Rousseff, expresó además apoyo a las manifestaciones contra la mandataria que el pasado domingo congregaron, según la Policía, a 3,6 millones de personas en cientos de ciudades y fueron las más concurridas de la historia del país.

El nombramiento de Lula fue recibido con cautela por parte del mercado financiero, que en los últimos días había castigado la posibilidad, ahora confirmada, que el ex mandatario se sumara al gabinete de Rousseff.

Lula asumirá una de las carteras más destacadas del Gobierno de su sucesora y ahijada política, una posición que podría utilizar para unir fuerzas entre la fragmentada base aliada de cara al eventual juicio político.

La elección de Lula para sustituir a Jaques Wagner se produce cuando el ex presidente encara varias causas abiertas con la Justicia, que lo investiga por presuntos delitos de lavado de dinero vía ocultación de patrimonio y falsedad documental, sospechas que han llevado a la Fiscalía de Sao Paulo a denunciarlo formalmente.

En calidad de ministro, Lula gozará de fuero privilegiado, de modo que las causas en su contra solo podrán ser tramitadas en la Corte Suprema.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, intervino para evitar una posible detención del ex mandatario Lula da Silva, a quien envió un documento con su nombramiento como ministro para que lo usara ‘sólo en caso de necesidad‘, según sugiere una conversación de hoy entre ambos grabada legalmente por la Policía.

En la conversación telefónica, Rousseff le dice a Lula, investigado por sospechas de enriquecimiento ilícito, blanqueo de dinero y falsificación de documentos, que le envió con un mensajero un documento con su nombramiento como ministro de la Presidencia para que lo usara ‘en caso de necesidad‘.

“Estoy mandándote a Bessias junto con el papel, para que puedas tenerlo y usarlo en caso de necesidad, que es el término de la posesión”, afirma Rousseff en su conversación con Lula, que hoy regresó a su residencia en Sao Paulo tras las consultas que tuvo con la jefa de Estado en Brasilia en los dos últimos días para definir si aceptaba el cargo.

La conversación, según diferentes analistas, dejó traslucir que ambos están preocupados con la posibilidad de que algún juez ordene la detención preventiva de Lula antes de que el ex mandatario sea investido como ministro el próximo martes, cuando obtendrá fuero privilegiado y solo podrá ser juzgado por la Corte Suprema.

La conversación fue grabada hoy mismo por la Policía Federal con autorización del juez Sergio Moro, que investiga la posible participación del ex mandatario en el escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

Moro levantó el sigilo de las escuchas en las líneas telefónicas de Lula luego de que Rousseff anunciara su nombramiento como titular del influyente Ministerio de la Presidencia.

Como el cargo de ministro le otorga al exjefe de Estado fuero privilegiado, Moro tendrá que trasladar todo el proceso contra el ex mandatario al Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país.

La jefa de Estado, en una rueda de prensa que concedió para defender el nombramiento, insistió en negar que su decisión busque blindar judicialmente a Lula y librarlo de los procesos que enfrenta en la Justicia y dijo que las investigaciones proseguirán, pero en otra instancia.

“El cambio de instancia no significa que ya no será investigado. Significa que la Fiscalía y la Policía seguirán la investigación pero que el juez será la máxima corte. Por detrás de la afirmación de que el cambio de instancia es para esconderse sólo puede verse una desconfianza de la oposición con respecto a la corte suprema ¿Es eso que la oposición quiere decir (que la corte) no es confiable?”, preguntó.

De acuerdo con la mandataria, creer que la investigación del juez Moro es mejor que la de la Corte Suprema es invertir la jerarquía de la justicia.

Categorías: Política, Brasil.