MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 02:19 UTC

 

 

Inflación en Argentina se encamina a un rango de 20%/25%, afirma jefe del banco central

Sábado, 27 de febrero de 2016 - 02:38 UTC
“Esperamos que la contracción monetaria haga bajar rápidamente la inflación, un proceso que ya estamos viendo este mes”, afirmó Sturzenegger en China “Esperamos que la contracción monetaria haga bajar rápidamente la inflación, un proceso que ya estamos viendo este mes”, afirmó Sturzenegger en China
El banco central redujo la liquidez deprimiendo el ritmo de crecimiento del dinero de alrededor de un 40% a alrededor de un 25% en apenas dos meses. El banco central redujo la liquidez deprimiendo el ritmo de crecimiento del dinero de alrededor de un 40% a alrededor de un 25% en apenas dos meses.

La inflación de Argentina ya está empezando a bajar y se encamina a un rango de entre un 20 y un 25% este ejercicio (de un 35% en enero) y a un registro de un solo dígito dentro de cuatro años, anunció el presidente del Banco Central de Argentina, Federico Sturzenegger.

 En una comparecencia en un foro organizado por el Instituto de Finanzas Internacionales, en paralelo a la reunión financiera del G20 que se celebra en Shanghái, Sturzenegger explicó a inversores internacionales las políticas económicas de los dos primeros meses del Gobierno del presidente Mauricio Macri.

“Esperamos que la contracción monetaria haga bajar rápidamente la inflación, un proceso que ya estamos viendo este mes”, afirmó el presidente del ente emisor argentino. Sturzenegger explicó que la administración de Macri está implementando ahora una “estrategia anti-inflación básica”, ya que heredó una política monetaria “completamente incompatible con una estabilidad en los precios”.

Su primera tarea, recordó, fue reducir la liquidez deprimiendo el ritmo de crecimiento del dinero de alrededor de un 40% a alrededor de un 25% en apenas dos meses. “Esto no fue gratis, pero contuvo los efectos de un atracón de impresión monetaria que había producido el gobierno anterior”, afirmó Sturzenegger, quien añadió que, tras el repunte inicial de la inflación, esta medida ya está surtiendo el efecto deseado con un menor aumento de los precios.

La política anti-inflacionaria argentina, indicó el responsable de la autoridad monetaria, tiene que ser complementada con un programa fiscal que permita una mayor independencia del Banco Central. En todo caso, Sturzenegger admitió que el Gobierno argentino ha seguido un enfoque “gradual” en su política fiscal y “más agresivo” en el tipo de cambio y las dimensiones monetarias.

Sturzenegger también defendió que la “desconexión” de Argentina con los mercados financieros y con el exterior le ha permitido salir relativamente indemne de las turbulencias internacionales y de la caída de los precios del crudo, aunque sí reconoció que se ha visto afectada por la crisis de Brasil.

Dirigiéndose a los asistentes al foro, el responsable del banco central argentino defendió que hay razones para el “optimismo” en la transición económica que está atravesando el país latinoamericano bajo el nuevo gobierno.

“Dos características, un fuerte récord de cuenta corriente y un extraordinariamente bajo nivel de deuda, fueron los ingredientes que nos convencieron de que la transición económica podía, al mismo tiempo, diseñar las necesitadas correcciones con un entorno económico expansionista”, dijo Sturzenegger.

Categorías: Economía, Argentina.