MercoPress, in English

Martes, 17 de mayo de 2022 - 08:01 UTC

 

 

Préstamo a Chile para ayudar a combatir la corrupción

Martes, 15 de diciembre de 2015 - 11:03 UTC
El programa de ayuda busca contribuir a que Chile tenga las herramientas para “mantenerse en la vanguardia ante los desafíos que plantea la corrupción”. El programa de ayuda busca contribuir a que Chile tenga las herramientas para “mantenerse en la vanguardia ante los desafíos que plantea la corrupción”.
Se busca terminar con la financiación ilegal de campañas políticas por parte de empresas que aportaban dinero pagando honorarios por servicios inexistentes Se busca terminar con la financiación ilegal de campañas políticas por parte de empresas que aportaban dinero pagando honorarios por servicios inexistentes
La propia Bachelet se ha visto salpicada, tras salir a la luz que su hijo, Sebastián Dávalos, se vio involucrado en un oscuro negocio inmobiliario La propia Bachelet se ha visto salpicada, tras salir a la luz que su hijo, Sebastián Dávalos, se vio involucrado en un oscuro negocio inmobiliario

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dará al gobierno chileno un crédito de 130 millones de dólares para apoyar la agenda de probidad y transparencia que presentó en mayo pasado la presidenta chilena, Michelle Bachelet tras la irrupción de varios escándalos de corrupción.

 Según informó el BID en un comunicado, el programa de ayuda busca contribuir a que el país suramericano tenga las herramientas para “mantenerse en la vanguardia ante los desafíos que plantea la corrupción”.

El crédito se concederá bajo la modalidad de un Préstamo Programático en Apoyo de Reformas de Políticas con un plazo de amortización de 12 años y dos meses y una tasa de interés basada en el Libor, un tipo de referencia mundial que se fija diariamente en Londres.

El BID destacó que Chile ha sido pionero en América Latina en modernizar su gestión pública y en la década de los noventa del siglo pasado impulsó reformas que fortalecieron la independencia de las instituciones y mejoraron la transparencia.

Según informó el BID en un comunicado, el programa de ayuda busca contribuir a que el país suramericano tenga las herramientas para “mantenerse en la vanguardia ante los desafíos que plantea la corrupción”.

La mayoría de las polémicas se basan en la financiación ilegal de campañas políticas por parte de empresas que aportaban dinero pagando honorarios por servicios inexistentes, justificados con boletas falsas que además se usaban para rebajar impuestos.

La propia Bachelet se ha visto salpicada, tras salir a la luz la implicación de su hijo, Sebastián Dávalos, en un oscuro negocio inmobiliario que le reportó una millonaria ganancia y que es investigado por presunto tráfico de influencias y uso de información privilegiada.

Por este motivo, la mandataria presentó en mayo pasado una agenda para la probidad y transparencia que contempla 14 medidas administrativas, varias de las cuales ya están vigentes.

Las medidas incluyen en el currículum educacional obligatorio la formación en educación cívica, la creación del Defensor Ciudadano, el fortalecimiento del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) y la limitación de la reelección de los parlamentarios.

Categorías: Política, Chile.