MercoPress, in English

Lunes, 28 de noviembre de 2022 - 09:20 UTC

 

 

Maduro reitera que el gobierno ganará la elección legislativa 'como sea', incluso en las calles

Miércoles, 2 de diciembre de 2015 - 11:49 UTC
“Si pasara una circunstancia negativa, yo me iría a las calles a luchar con el pueblo, como siempre lo hice, y la revolución pasaría a otra etapa” “Si pasara una circunstancia negativa, yo me iría a las calles a luchar con el pueblo, como siempre lo hice, y la revolución pasaría a otra etapa”
“Estamos en una guerra muy arrecha” (furiosa), dijo Maduro. “Nos estamos jugando la patria. Que nadie se confíe ni apendeje (achique)”. “Estamos en una guerra muy arrecha” (furiosa), dijo Maduro. “Nos estamos jugando la patria. Que nadie se confíe ni apendeje (achique)”.
Maduro ya había adelantado que: “Nosotros defenderíamos la revolución, no entregaríamos la revolución y la revolución pasaría a una nueva etapa”. Maduro ya había adelantado que: “Nosotros defenderíamos la revolución, no entregaríamos la revolución y la revolución pasaría a una nueva etapa”.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro, reiteró que si el chavismo pierde las elecciones, no se reconocerán los resultados, pues se lanzarían a las calles a “defender” el gobierno, y que la “revolución pasaría a otra etapa”, afirmando sin tapujos que su gobierno está en “guerra” contra los venezolanos que no comparten la línea política oficialista.

 “Yo no me voy a entregar bajo ninguna circunstancia, yo sé que vamos a triunfar. Pero, si pasara una circunstancia negativa, yo me iría a las calles a luchar con el pueblo, como siempre lo hice, y la revolución pasaría a otra etapa”, advirtió Maduro durante un acto de campaña para las elecciones legislativas del próximo domingo.

“Estamos en una guerra muy arrecha” (furiosa), dijo el Mandatario venezolano, que demandó a sus partidarios “disciplina”. “Nos estamos jugando la patria. Vamos a una batalla histórica. Que nadie se confíe ni apendeje (achique)”, exhortó.

En otro momento de su alocución declaró que ganarán “como sea”.

Ante una hipotética victoria de la oposición en los comicios, Maduro había dicho ya en otras ocasiones: “Nosotros defenderíamos la revolución, no entregaríamos la revolución y la revolución pasaría a una nueva etapa”.

El chavismo llega a estas elecciones con una marcada desventaja en la intención de los votos, y con la clara posibilidad de perder, de acuerdo a todas las encuestas locales, que aseguran que será la oposición la que tendrá el triunfo en las votaciones.

El gobernante también aseguró que el oficialismo tiene un potencial de 6,5 millones de votantes “inscritos, certificados, visitados y contactados”, mediante una estrategia en la cual cada militante se compromete a conseguir diez personas que sufraguen por los candidatos chavistas.

“El 6 de diciembre le vamos a dar una pela (paliza) a esa oligarquía mal querida”, sostuvo Maduro.

El secretario de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, ha dicho que la oposición planteará en la Asamblea, en el primer semestre de 2016, soluciones a la crisis económica y una amnistía para los “presos políticos”.

Y ha advertido que si el Gobierno obstruye esas iniciativas, la MUD apelaría a mecanismos constitucionales como un referendo revocatorio del mandato de Maduro, elegido para el período 2013-2019.

Más de 19 millones de venezolanos podrán votar el 6 de diciembre para elegir a los 167 diputados de la Asamblea Nacional (AN).

Categorías: Política, Venezuela.