MercoPress, in English

Miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 03:28 UTC

 

 

Profecía de Fidel de 1973 hecha realidad: presidente de EE.UU. negro y Papa latinoamericano

Sábado, 25 de julio de 2015 - 09:10 UTC
“Estados Unidos vendrá a Dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano”, vaticinó Fidel Castro. “Estados Unidos vendrá a Dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano”, vaticinó Fidel Castro.
De entre los periodistas presentes, algunos rieron y otros se mostraron incrédulos pero ninguno creyó en las palabras de Castro. De entre los periodistas presentes, algunos rieron y otros se mostraron incrédulos pero ninguno creyó en las palabras de Castro.

En el año 1973, el por entonces líder cubano Fidel Castro había manifestado La Habana en un encuentro con periodistas que “Estados Unidos dialogará con Cuba cuando tenga un presidente negro y haya un Papa latinoamericano”.

 Entre los acontecimientos de 1973 se cuenta el nuevo juramento de Richard Nixon para su segundo periodo de mandato como presidente de Estados Unidos y la contienda de Vietnam. Fidel Castro, comandante por ese tiempo, participaba de un habitual encuentro con la prensa tras una visita por el país del sudeste asiático, según una publicación del Diario Clarín.

En dicha reunión y con un clima relajado, el periodista Brian Davis de una agencia inglesa, lanzó una interrogante a Castro: “¿Cuándo cree usted que se podrán restablecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, dos países tan lejano a pesar de la cercanía geográfica?”, una consulta que tendría una respuesta profética.

Tras la pregunta, el líder cubano respondió con la mirada fija y en voz alta para que todos los preiodistas presentes en la sala puedan escuchar la profética declaración de que “Estados Unidos vendrá a Dialogar con nosotros cuando tenga un presidente negro y haya en el mundo un Papa latinoamericano”.

De entre los periodistas presentes, algunos rieron y otros se mostraron incrédulos pero ninguno creyó en las palabras de Castro. Dicho episodio fue rescatado como anécdota por el periodista y escritor argentino Pedro Jorge Solans, que realizó un viaje reciente a al país caribeño para un reportaje sobre las reabiertas relaciones entre EE.UU. y Cuba, que fue publicado en El Diario de Carlos Paz.

Un taxista identificado como Eduardo de la Torre, que en 1973 era estudiante universitario, explicó cuando expresó esas palabras nadie podía pensar que Barack Obama, un hombre de color, podría llegar a ser presidente de Estados Unidos, así como tampoco se veía que un argentino fuera elegido Papa cuando que por muchos siglos la mayoría de Pontífices habían nacido en Italia.