MercoPress, in English

Martes, 25 de junio de 2019 - 04:33 UTC

 

 

Premier portugués niega lobbying de Lula da Silva en favor de Odebrecht

Miércoles, 22 de julio de 2015 - 11:43 UTC
“Déjeme usar una expresión que creo que todo el mundo entiende: el ex presidente Lula da Silva no intentó enchufar a ninguna empresa brasileña” “Déjeme usar una expresión que creo que todo el mundo entiende: el ex presidente Lula da Silva no intentó enchufar a ninguna empresa brasileña”

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, negó que el ex presidente brasileño Lula da Silva intentara favorecer a una empresa brasileña para que fuera beneficiada en los procesos de privatización realizados en Portugal.

 La cuestión surgió a raíz de una noticia que informaba que Lula le habría solicitado a Passos Coelho que tuviera en cuenta el interés de la constructora Odebrecht en la privatización de la compañía portuguesa de gestión de aguas y residuos EGF.

“Déjeme usar una expresión que creo que todo el mundo entiende: el ex presidente Lula da Silva no intentó enchufar a ninguna empresa brasileña”, respondió tras ser preguntado por los periodistas sobre si el brasileño le había pedido que beneficiara a alguna empresa del país sudamericano.

A la salida de un foro de empresarios en Lisboa, Passos Coelho reconoció haber tenido tres encuentros con Lula da Silva, a quien le comunicó que veía con interés la participación de empresas brasileñas y de otros países en las privatizaciones en Portugal.

No obstante, aseguró que no recuerda que el brasileño le mencionase “algún caso en concreto”, y que en el caso de que ocurriera, fue sin importancia y para poner un “ejemplo” en el sentido de que podría haber un mayor interés por parte de empresas brasileñas en procesos anunciados para el futuro.

Recordó, además, que EGF fue privatizada sin que la constructora Odebrecht presentara alguna oferta por ella.

El Ministerio Público Federal de Brasil abrió una investigación penal contra Lula por supuestamente haber utilizado su influencia, tras haber dejado la presidencia en 2011, para hacer que el banco de fomento del Gobierno, BNDES, favoreciera a la constructora Odebrecht.

En el marco del proceso, denominado “Lava Jato”, se está investigando varios viajes realizados por Lula da Silva a países como Panamá, Venezuela, República Dominicana y Ghana que fueron costeados por Odebrecht.

Categorías: Política, Brasil, Internacional.