MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 21:56 UTC

 

 

Diez países en lucha antitabaco promueven “paquete neutro sin logotipos”

Martes, 21 de julio de 2015 - 11:47 UTC
Los 10 países se comprometieron a promover ese tipo de empaques para reducir el atractivo visual del tabaco, en especial entre los más jóvenes y las mujeres. Los 10 países se comprometieron a promover ese tipo de empaques para reducir el atractivo visual del tabaco, en especial entre los más jóvenes y las mujeres.
Entre los diez países se encuentran Australia, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda, Suecia y Uruguay. Entre los diez países se encuentran Australia, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda, Suecia y Uruguay.
Uruguay enfrenta una demanda ante un tribunal del Banco Mundial presentada por Philip Morris, que lo acusa de violar una ley de protección de inversiones Uruguay enfrenta una demanda ante un tribunal del Banco Mundial presentada por Philip Morris, que lo acusa de violar una ley de protección de inversiones
Según la ministra Touraine, en 2012, Australia fue el primer país en imponer esa medida y provocó una fuerte caída del consumo de tabaco entre los jóvenes. Según la ministra Touraine, en 2012, Australia fue el primer país en imponer esa medida y provocó una fuerte caída del consumo de tabaco entre los jóvenes.

Diez países, entre ellos Uruguay, decidieron este lunes durante un encuentro en París “unir sus fuerzas frente a la industria del tabaco” para promover el paquete neutro, sin logotipos, o con impactantes imágenes disuasivas. La iniciativa fue lanzada por Australia, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda, Suecia y Uruguay.

 Responsable de la muerte prematura de unas 700.000 personas por año en Europa, el tabaco podría causar unos 8 millones de muertes anuales en 2030 si no se adoptan medidas, advirtió la ministra francesa de Salud, Marisol Touraine, que presidió en París la primera “conferencia ministerial internacional de lucha contra el tabaco y de apoyo al paquete neutro”.

Los 10 países se comprometieron a promover ese tipo de empaques como una forma de reducir el atractivo visual del tabaco, en especial entre los más jóvenes y las mujeres.

Con esta medida, los atados de cigarrillos no tienen logotipo y son de forma idéntica, mismo tamaño y mismo color. La única diferencia entre los paquetes será el nombre de la marca, que aparecerá escrito con pequeños caracteres.

“El objetivo que perseguimos con otros países, a nivel internacional, es un mundo sin tabaco y nuestra voluntad es que la generación que nazca hoy sea una generación sin tabaco”, declaró Touraine. Los diez países, agregó, están de acuerdo en unir fuerzas frente a la industria del tabaco.

En 2012, Australia fue el primer país en imponer esa medida que, según Touraine, provocó una fuerte caída del consumo de tabaco entre los jóvenes.

Uruguay, representado en la reunión de París por Guillermo Dighiero, obliga a cubrir un 80% de ambas caras del paquete de cigarrillos con carteles sanitarios e imágenes disuasivas.

Uruguay enfrenta una demanda ante un tribunal del Banco Mundial presentada por Philip Morris, que lo acusa de violar una ley de protección de inversiones que Uruguay tiene con Suiza, donde está la sede de la tabacalera.

Pese a una feroz oposición de los profesionales de las tabacaleras, el Parlamento británico aprobó en marzo la introducción del paquete neutro el próximo año, convirtiéndose en el segundo país europeo en adoptar esa medida después de Irlanda.

Los diputados franceses adoptaron el 3 de abril pasado la instauración de marquillas sin logos, medida que debería convertirse en ley antes de fin de año.

La confederación de vendedores de tabaco lanzó el mes pasado una campaña en toda Francia para “gritar que es un error” para la profesión y “una concesión a los mercados paralelos” que ya representan 26,3% del consumo total de cigarrillos, según su presidente Pascal Montredon.

Una mayoría de franceses son escépticos (74%) acerca de la eficacia del paquete neutro para reducir la cantidad de fumadores y son aún más numerosos quienes piensan que facilitará la producción de cigarrillos falsificados, según una encuesta de Harris Interactive citada por los vendedores.

“Mi objetivo con el paquete neutro no son los fumadores que consumen tabaco desde hace tiempo, sino evitar que los jóvenes comiencen a fumar, y para ellos, el paquete neutro tiene impacto”, aseguró Touraine. El paquete de cigarrillos, deploró, “toma demasiado a menudo la forma de un accesorio de moda”.

Gracias a la medida, en Australia “la cantidad de nuevos fumadores disminuye y la cantidad de los que dejan de fumar aumenta”, dijo Touraine. Pero los pioneros australianos también apostaron a los precios: desde 2013, los vienen incrementando un 12,5% anual.