MercoPress, in English

Miércoles, 23 de junio de 2021 - 06:26 UTC

 

 

Bolivia desarrollará sales de potasio con empresa china en salar de Uyuni

Martes, 14 de julio de 2015 - 09:50 UTC
En el salar de Uyuni se encuentra además la mayor reserva mundial del litio, que es utilizado para la fabricación de todo tipo de baterías En el salar de Uyuni se encuentra además la mayor reserva mundial del litio, que es utilizado para la fabricación de todo tipo de baterías

El gobierno de Bolivia contrató a la empresa china Camac Engineering Co para la instalación de una planta productora de sales de potasio en el salar de Uyuni, en la región andina de Potosí (suroeste), donde se encuentra la mayor reserva mundial de litio, por un valor de 178 millones de dólares.

 El contrato fue firmado por el gerente nacional de Recursos Evaporíticos de la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comilbol) y ex-ministro de Minería, Luis Alberto Echazú y por un representante de la firma china, en un acto en la región andina de Potosí al que asistió el presidente Evo Morales.

Echazú resaltó que se tratará de una planta “muy compleja”, con una construcción “inédita”, ya que será montada casi en el centro del salar, “a unos 30 kilómetros de tierra firme”, sobre 2.000 metros cuadrados.

La estructura tendrá tres niveles y una altura de 36 metros, por lo que se prevé que será “una de las diez plantas más grandes del mundo de sales de potasio” y estará entre las tres o cuatro más grandes en Latinoamérica, añadió el funcionario.

La empresa tiene hasta fines del 2018 para entregar la obra, en la que se prevé una producción inicial de 350.000 toneladas de sales de potasio por año.

Según Echazú, en cinco años Bolivia estará en las “ligas mayores” de la producción de un fertilizante “fundamental” para la agricultura y la ganadería, “porque el potasio sirve para el crecimiento de las plantas, para recuperar el suelo, para acelerar el crecimiento de los frutos y también para alimento del ganado”.

El funcionario agregó que la construcción de esta planta “es uno de los pasos grandes” dentro de la estrategia de largo aliento trazada por el Gobierno de Morales para la industrialización de los recursos evaporíticos del salar de Uyuni y de otras reservas.

En el salar de Uyuni, de 10.000 kilómetros cuadrados, se encuentra la mayor reserva mundial del litio, que es utilizado para la fabricación de todo tipo de baterías, pero en particular para las de automóviles eléctricos. Bolivia ya produce carbonato de litio en una planta piloto inaugurada en 2013 en Uyuni, aunque sin explotación.

El Gobierno de Morales ha decidido que Bolivia avance por su cuenta en la industrialización del litio, sin socios extranjeros si éstos no ofrecen instalar en el país andino la construcción de una fábrica de baterías y automóviles eléctricos.

Las autoridades bolivianas prevén una inversión de 617 millones de dólares hasta 2018 para el desarrollo de la industria del litio, que se sumarán a otros 115 millones ya invertidos hasta 2014.

Echazú resaltó que dentro de dos o tres semanas recibirán la autorización gubernamental para firmar un contrato con una empresa alemana que se adjudicó el diseño final de la planta industrial de carbonato de litio.