MercoPress, in English

Lunes, 15 de agosto de 2022 - 06:49 UTC

 

 

Insulza resaltó que OEA “es ahora mucho más fuerte que cuando llegué”, martes asume Almagro

Sábado, 23 de mayo de 2015 - 12:04 UTC
Insulza indicó que sus ejes de su acción, desde que asumió el 26 de mayo de 2005, fueron inclusión, democracia, soberanía e igualdad. Insulza indicó que sus ejes de su acción, desde que asumió el 26 de mayo de 2005, fueron inclusión, democracia, soberanía e igualdad.
El próximo martes asume su sucesor Luis Almagro de Uruguay, quien estará al frente de la OEA por cinco años El próximo martes asume su sucesor Luis Almagro de Uruguay, quien estará al frente de la OEA por cinco años

“La Organización se encuentra mucho más fuerte ahora que cuando llegué”, afirmó el Secretario General de la OEA José Miguel Insulza en su discurso de despedida ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos. El próximo martes asume su sucesor Luis Almagro, ex canciller del Uruguay.

 En su última comparecencia ante el Consejo, Insulza reiteró la necesidad de que la OEA se adapte a los desafíos de los tiempos actuales: “una organización inclusiva, de países soberanos, diversos y legitimados por la democracia, que actúan sobre la misma agenda hemisférica, en plena igualdad, es la exigencia de la OEA del Siglo XXI, muy lejana de lo que nos demandaba aquella que nos impuso la Guerra Fría” dijo.

Insulza indicó que sus ejes de su acción, desde que asumió el 26 de mayo de 2005, fueron inclusión, democracia, soberanía e igualdad. “Cuatro valores que a veces no coexisten cómodamente. Pero son, querámoslo o no, nuestro desafío y debemos de ser capaces de volcarlos en nuestra agenda hemisférica”.

En el repaso final de su gestión, Insulza recordó que fue pionero en plantear el tema de la exclusión de Cuba del Sistema Interamericano durante más de medio siglo. Ya desde las primeras Asambleas Generales y en la Cumbre de Mar del Plata de 2005 -cuando nadie hablaba de Cuba- hasta el levantamiento de las sanciones en la Asamblea de San Pedro Sula de 2009, “pasamos cuatro años argumentando que no podía mantenerse una marginación propia de la Guerra Fría, sobre la base de situaciones obsoletas, ya que se la expulsó por ser parte del eje sino-soviético, y mientras todos los Países Miembros menos uno tenían relaciones normales” con La Habana.

También recordó que durante su mandato se aplicó en una sola ocasión la “cláusula democrática” de la Carta Democrática Interamericana, en Honduras en junio de 2009, cuando la Asamblea General “determinó que se había producido un grave rompimiento del orden democrático”.

En otro momento de su intervención, el Secretario General Insulza mencionó algunos de los principales logros de su gestión: “105 observaciones electorales defienden el precepto de generación democrática de autoridades; diez mil facilitadores judiciales promueven el acceso a la justicia: la Convención contra la Corrupción y el MESICIC; los programas de Registro Civil y de Gestión Pública Efectiva; son aplicaciones positivas de nuestra Carta Democrática, que buscan mejorarla a través de la cooperación”.

Insulza resaltó que el proceso de transición de mando con la nueva administración transcurre de un modo “tranquilo y normal”. “Así debe ser en democracia: las instituciones permanecen, las personas cambian, de acuerdo a reglas que todos respetamos”, aseguró.

Por su parte, el Presidente del Consejo Permanente y Representante Permanente de Trinidad y Tobago, Neil Parsan, recordó que Insulza fue elegido “porque estos tiempos de rápida evolución necesitaban un líder que tenía una fuerte formación académica, un gran conocimiento de primera mano de la realidad de nuestra diversa hemisferio y una experiencia política sólida para hacer frente a situaciones difíciles ya veces imprevistas”.

Por su parte, el Secretario General Adjunto de la OEA, Albert Ramdin, recordó que la década, desde que asumió su cargo junto con Insulza en 2005, “ha sido un tiempo de muchos, interesantes y, a veces, sorprendentes cambios que han alterado las relaciones interestatales. Hemos entrado en una época en que la democracia ha creado espacios para nuevas voces, nuevos líderes con nuevas ideas, una sociedad civil más comprometida y más reconocida que nunca antes”.