MercoPress, in English

Lunes, 28 de noviembre de 2022 - 05:07 UTC

 

 

Salen a luz diferencias entre Dilma Rousseff y Lula da Silva: cuestionan a Levy

Viernes, 3 de abril de 2015 - 11:43 UTC
“Todos cometemos errores. Vamos a dejarlo claro: podríamos haber aumentado el precio de la gasolina en 2012 y no ahora”, dijo el ex presidente Lula da Silva “Todos cometemos errores. Vamos a dejarlo claro: podríamos haber aumentado el precio de la gasolina en 2012 y no ahora”, dijo el ex presidente Lula da Silva
Gran parte del PT no vio con buenos ojos la designación en Economía de Joaquim Levy, a quien acusan de ser “liberal”, formado en la Universidad de Chicago. Gran parte del PT no vio con buenos ojos la designación en Economía de Joaquim Levy, a quien acusan de ser “liberal”, formado en la Universidad de Chicago.

Un nuevo resbalón recibió la presidente de Brasil Dilma Rousseff en las últimas horas y del lugar menos esperado: su propio partido. El líder histórico Lula Da Silva hizo una crítica que debilita aún más la ya de por sí endeble posición que afronta la mandataria.

 La aprobación de su gestión cayó 33 puntos y se ubica en apenas el 19%, según una encuesta divulgada el miércoles, resultado de los problemas económicos y la corrupción que golpean al gobierno del Partido de los Trabajadores, PT.

“Todos cometemos errores. Vamos a dejarlo claro: podríamos haber aumentado el precio de la gasolina en 2012 y no ahora”, dijo el ex presidente Lula da Silva. La crítica repercutió en el corazón del PT y renovó la tensión que por momentos parece renacer entre ambos líderes del mismo espacio. Es que gran parte del partido gobernante no vio con buenos ojos la designación al frente del Ministerio de Economía de Joaquim Levy, a quien acusan de ser “liberal” por haberse formado en la Universidad de Chicago.

“Hemos tenido coyunturas desfavorables que no han dependido únicamente de Dilma“, quiso equilibrar su crítica Lula da Silva, y reconoció que en estos momentos el ajuste es severo y perjudica al grueso de la población: ”Cuando mejore (la situación económica), Dilma empezará a reajustar en favor del pueblo“.

En un discurso que se repite entre los gobiernos populistas de Sudamérica, Lula da Silva intentó explicar el malhumor social en los progresos que se ”lograron“ durante los últimos años de Administración ”petista“. ”El peón que come solomillo no quiere volver a comer carne de segunda. El pueblo se ha vuelto más exigente“, señaló.

La pérdida de popularidad de Rousseff se plasmó sólo meses después de haber sido reelecta al frente del gobierno brasileño. ”La pérdida de popularidad ocurrió con alta intensidad en todos los estratos sociales encuestados. En los estratos en que la evaluación de la presidente es usualmente más positiva, la reducción fue más intensa, disminuyendo la disparidad de opiniones de la población”, señaló el reporte hecho por la encuesta de CNI/Ibope.

Categorías: Economía, Política, Brasil.