MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 09:43 UTC

 

 

Argentina quiere que Griesa remueva a Pollack como mediador la negociación

Sábado, 21 de febrero de 2015 - 10:15 UTC
El jefe de Economía sostuvo que Pollack está “del lado de los buitres y si se saca el saco se le ven las plumas”. El jefe de Economía sostuvo que Pollack está “del lado de los buitres y si se saca el saco se le ven las plumas”.
Argentina acusa a Pollack de ofrecer una negociación secreta y no aguantó “ni quince días, y sale a decir que Argentina no contesta sin darnos tiempo”. Argentina acusa a Pollack de ofrecer una negociación secreta y no aguantó “ni quince días, y sale a decir que Argentina no contesta sin darnos tiempo”.
Kicillof dijo que lo que tiene que hacer Griesa es “arreglar con el 100 por ciento de los bonistas” y reiteró la voluntad de Argentina de pagar Kicillof dijo que lo que tiene que hacer Griesa es “arreglar con el 100 por ciento de los bonistas” y reiteró la voluntad de Argentina de pagar

Argentina insinuó que no existirá negociación posible por la deuda con los fondos de inversión (buitres) mientras el mediador judicial continúe siendo Dan Pollack, a quien acusó de estar “a favor de los holdouts”. El ministro de Economía Axel Kicillof reclamó al juez de Nueva York Thomas Griesa que “reflexione” sobre la actuación de su auxiliar y lo separe de su tarea.

 ”La palabra mediador ya no le encaja. Yo creo que este papelón (de Pollack) debe llamar a la reflexión de Griesa“, dijo el ministro, quien describió como ”chantada“ el comunicado del mediador en el conflicto con los fondos 'buitre' y reclamó al juez norteamericano que busque una solución ”con el cien por ciento“ de los tenedores de títulos en default.

El jefe de Economía sostuvo que Pollack está ”del lado de los buitres y si se saca el saco se le ven las plumas“.

Kicillof señaló que el comunicado del mediador fue una maniobra de ”especulación financiera“ para lograr ganancias con la comercialización de los títulos. ”Estamos en presencia de una especulación financiera en la que a través de noticias generan especulación a través del valor de los títulos“, añadió el ministro.

Consideró que lo que tiene que hacer Griesa es ”arreglar con el 100 por ciento de los bonistas“ y reiteró que la Argentina ”quiere pagar en condiciones justas, equitativas y razonables, sin comprometer el futuro del país“.

Señaló que el comunicado de Pollack es ”uno de los papelones más grandes del juzgado de Griesa y dijo que su difusión “rompe los pactos y códigos de la negociación, porque es un buitre más y está negociando para ellos”.

El ministro criticó que Pollack ofreció una negociación secreta y no aguantó “ni quince días, y sale a decir que Argentina no contesta sin darnos tiempo”.

Kicillof reclamó a Griesa liberar el pago a los tenedores de títulos bajo legislación europea y recordó el fallo de la justicia inglesa que pidió la medida al juez norteamericano. Pero el ministro interpretó que “no lo hace” porque le quita capacidad de negociación a Paul Singer, que preside el fondo 'buitre' que litiga contra la Argentina.

El ministro opinó que Griesa debería “reflexionar” sobre el fallo del juez inglés y “permitir el pago a los tenedores europeos, porque el juez ingles lo dijo claramente que esa plata no es del Bony, ni de la Argentina, es de los bonistas”, al recordar el freno al pago a los bonistas por orden del juez norteamericano.

Las declaraciones llegan un día después de que el Gobierno saliera al cruce de un comunicado del mediador Daniel Pollack, quien el jueves afirmó que aún no había obtenido respuesta de la Argentina a una invitación a negociar que le transmitieron los fondos de inversión.

“La verdad es que es una especie de trampa muy orquestada y muy operada con el objetivo de jugar con el precio de los bonos y de ir metiendo en la prensa este tipo de frases rimbombantes del tipo 'la Argentina no quiere negociar'”.

En un comunicado divulgado el jueves el Ministerio de Economía argentino relató que dos semanas atrás recibieron una llamada de Pollack “en la que ofrecía una negociación con dos componentes: uno, que no involucraba dinero en efectivo; y el otro, que requería absoluta confidencialidad”.

“Como esta no es una negociación entre particulares, sino que somos un Estado soberano, quedamos en contestar y empezamos a analizar esa propuesta desde el punto de vista legal, con los abogados de afuera y los internos”, refirió el funcionario.

Funcionarios argentinos involucrados en la negociación revelaron que el plan ofrecido permitía, básicamente, “un pago en bonos a un sólo fondo, el del Paul Singer, que es al que claramente responden Pollack y Griesa”.

Sin embargo, “ayer, sorpresivamente, esta negociación cuya condición era que fuera ultra secreta, aparece revelada por Pollack diciendo que la Argentina no le contestó y entonces muestra que no quiere negociar”.

Aparentemente cuando el año pasado el ministro Kicillof viajó a Nueva York para reunirse con los fondos especulativos, “Pollack hizo una propuesta muy concreta: pagar 200 millones de dólares en efectivo, no a cuenta de los 1.600 millones que piden, sino al bolsillo de Singer, para que dejaran de molestar hasta el 2 de enero de 2015”.

“Eso violaba la cláusula Rufo y la Argentina ofreció algo concreto, pagar 305 millones de dólares en bonos, que era nuestro canje, es decir, una ganancia de 300% en dólares en cinco años; no hay negocio en el mundo que implique esa tasa de ganancia”.

Se resaltó luego que “en materia de deuda externa siempre hemos hecho públicas nuestras determinaciones y todo se refrendó en el Congreso, ya que no es nuestro estilo negociar en secreto”.

Categorías: Economía, Política, Argentina.