MercoPress, in English

Lunes, 17 de enero de 2022 - 19:48 UTC

 

 

Si crudo baja de 60 dólares el barril, Venezuela podría caer en bancarrota dice Moody's

Viernes, 12 de diciembre de 2014 - 23:11 UTC
”Una caída en los precios de petróleo hasta los 60 dólares (por barril) aumentaría de forma significante el riesgo de impago” en Venezuela ”Una caída en los precios de petróleo hasta los 60 dólares (por barril) aumentaría de forma significante el riesgo de impago” en Venezuela
Empero México y Arabia Saudí están “bien preparados” para afrontar la devaluación del crudo, incluso si cae hasta los 60 dólares por barril dice Moody's Empero México y Arabia Saudí están “bien preparados” para afrontar la devaluación del crudo, incluso si cae hasta los 60 dólares por barril dice Moody's
Arabia Saudita sigue con la política de dejar caer los precios para desestimular inversiones en el sector en otras partes del mundo Arabia Saudita sigue con la política de dejar caer los precios para desestimular inversiones en el sector en otras partes del mundo

La agencia de calificación de riesgo Moody's advirtió de un creciente riesgo de bancarrota para Venezuela si el precio de petróleo, tras desplomarse en torno a 40% desde junio pasado, baja a US$60 el barril.

”Una caída en los precios de petróleo hasta los 60 dólares (por barril) aumentaría de forma significante el riesgo de impago“ en Venezuela, indica la agencia en su informe titulado ”Volatilidad del precio mundial de petróleo: Países exportadores de petróleo con limitadas herramientas políticas son los más expuestos“.

El estudio de Moody's señala que entre los países más vulnerables no está solo Venezuela, sino también Rusia, frente a otros países productores mejor preparados, como México y Arabia Saudí.

”Los exportadores que gastan más y que dependen fuertemente de los ingresos petroleros y que tienen menor capacidad para hacer los ajustes necesarios serían los más negativamente afectados“, explica Moody's.

”Rusia y Venezuela formarían parte de esta categoría, porque sus ingresos llegan en gran medida del petróleo y porque tienen un alto gasto, que podría ser políticamente difícil de cortar“, concluyen los analistas de la agencia.

En todo caso, la agencia de calificación no deja de destacar que una eventual recuperación del ”oro negro” haría probable que la cuenta corriente de Venezuela vuelva a ser positiva.

Eso aliviaría las presiones sobre las finanzas exteriores y la capacidad de manejar la deuda externa de Venezuela, un país clave de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Moody's destaca, además, que pese a su sostenida y marcada baja, la cotización del barril de crudo, en comparación con otras de años pasados, se mantiene a un nivel históricamente alto.

Mientras que Venezuela y Rusia siguen vulnerables ante una baja mayor de los precios, México y Arabia Saudí están “bien preparados” para afrontar la devaluación del su crudo, incluso si éste cae hasta los 60 dólares por barril.

“En el caso de México, ello se debe a una exposición relativamente limitada al precio del crudo en sus cuentas externas y a su política presupuestaria conservadora”, explica Moody's.

La agencia de calificación calcula que el precio del barril Brent, de referencia para Europa, se venderá en 2015 a una media de entre 80 y 85 dólares, 20 dólares menos que el pronosticado en mayo pasado.

En su reunión ministerial del pasado 27 de noviembre, la OPEP decidió en Viena dejar sin cambios su cuota de producción, lo que causó una fuerte caída de los precio

En tanto desde Arabia Saudita se aseguró que el mayor exportador mundial de crudo, mantendrá suministros en volúmenes totalmente contratados para compradores asiáticos en enero, confirmando que el reino se mantiene firme ante una caída de precios provocada por el exceso de oferta.

Menos de una semana después de que Arabia Saudita recortó los precios de enero a Asia y a dos semanas de bloquear una reducción de la producción de la OPEP, el reino mantiene la presión sobre países fuera del grupo para que reduzcan la producción.

El petróleo cayó el lunes a un mínimo nivel en cinco años y ha perdido más de un 40% desde junio en la medida en que la debilidad de la economía global ha reducido la demanda por crudo en medio de un incremento de la producción a partir del esquisto en Estados Unidos.

Arabia Saudita bloqueó el mes pasado llamados de miembros más pobres de la OPEP a reducir la producción para frenar una caída de los precios globales, lo que hizo que el crudo referencial se desplomara a niveles mínimos en varios años.