MercoPress, in English

Martes, 25 de enero de 2022 - 07:13 UTC

 

 

Morgan Stanley no descarta que precio del crudo caiga por debajo de 50 dólares

Viernes, 12 de diciembre de 2014 - 21:22 UTC
En el peor de los casos los precios del barril podrían tocar los 43 dólares en el segundo trimestre del año que viene y a 48 dólares en el tercer trimestre En el peor de los casos los precios del barril podrían tocar los 43 dólares en el segundo trimestre del año que viene y a 48 dólares en el tercer trimestre

El banco estadounidense Morgan Stanley recortó los precios objetivos por barril del petróleo Brent citando el exceso de oferta y según los expertos de la entidad financiera el precio del crudo oscilará entre los 53 y 70 dólares por barril muy lejos de los 98 dólares previamente estimados. Dicho esto, “el desplome podría ir aún más allá, por debajo de los 50 dólares”.

“Sin la intervención de la OPEP, los mercados corren el riesgo de enfrentarse a un desequilibrio, llegando a tocar techo con una sobredemanda en el segundo trimestre de 2015. Los precios seguirán cayendo en al primera mitad del año”, afirman Adam Longson y Elizabeth Volynsky, autores del informe.

Según lo que publica El Economista, de momento, el precio del crudo ha caído más de un 40% desde el pasado mes de junio, con los futuros del Brent tocando por debajo de los 60 dólares durante la semana, su menor nivel desde octubre de 2009. Un contexto que llega instigado por la OPEP, que se ha resistido a limitar la producción como fórmula para incrementar los precios del oro negro.

Teniendo en cuenta todos estos datos, Morgan Stanley recortó sus proyecciones para los próximos cuatro años. De hecho, en el peor de los casos observa un contexto energético donde los precios por barril podrían tocar los 43 dólares en el segundo trimestre del año que viene para sólo recuperarse hasta los 48 dólares entre julio y septiembre de 2015. Es decir, en el peor de los casos podría caer otro 35% adicional.

“Con la OPEP atrincherada, los precios del crudo se enfrentan a sus mayores riesgos desde 2009”, apuntan ambos analistas citados por el portal antes mencionado.

“Sin ningún tipo de intervención, los mercados físicos y los precios sufrirán un presión importante, donde el segundo trimestre del año marcará la cima de esta dislocación en el mercado”, concluyeron.