MercoPress, in English

Miércoles, 1 de diciembre de 2021 - 00:51 UTC

 

 

Ajuste 'insuficiente', Petrobras, racionamiento de energía, posibles riesgos para economía de Brasil

Sábado, 29 de noviembre de 2014 - 10:45 UTC
Según el informe de BBVA, el PIB de Brasil crecerá tan solo el 0,2% este año y no mucho más en el 2015 Según el informe de BBVA, el PIB de Brasil crecerá tan solo el 0,2% este año y no mucho más en el 2015
BBVA estima que el Real se mantenga relativamente estable en el corto plazo y alcance el 2,70 por dólar al fin de 2015 BBVA estima que el Real se mantenga relativamente estable en el corto plazo y alcance el 2,70 por dólar al fin de 2015

La economía de Brasil al inicio del segundo mandato de la reelecta Dilma Rousseff enfrenta importantes riesgos entre los cuales que el ajuste sea considerado insuficiente; un posible racionamiento de energía; el impacto del escándalo de corrupción de Petrobras al igual que el inicio de un ciclo de aumento de tasas de interés por parte de la Fed, según la evaluación del banco español BBVA.

 Por capítulos el informe explica que el PIB de Brasil crecerá tan solo el 0,2% este año y no mucho más en el 2015. El tono más restrictivo de la política económica y el deterioro adicional de los términos de intercambio mantendrán el crecimiento bajo en el 2015 con una previsión del 1.3%.

El ajuste macroeconómico anunciado por el nuevo equipo económico de Rousseff necesita recuperar la credibilidad de la política económica debido al deterioro fiscal que podría llegar a hacer perder el grado de inversión. La aún elevada inflación requieren la reversión del tono expansivo de la política fiscal y un aumento adicional de los tipos de interés.

Tras un desplome del superávit primario, el venidero ajuste fiscal deberá garantizar una mejora gradual del resultado fiscal en los próximos años. Gracias a la robustez del gasto público y a la debilidad de los ingresos, se prevé que el superávit primario del sector público cierre el año en 0,3% del PIB, muy por debajo de lo observado hace pocos años (3,1% en el 2011). Se espera que el gobierno logre generar un superávit primario de, aproximadamente, 1% del PIB el 2015 y al menos 2% a partir de 2016. Este ajuste reposaría tanto en un aumento de los impuestos como en un recorte de los gastos.

El endurecimiento de la política monetaria ya ha empezado y continuará hasta el inicio de 2015. En línea con la visión de ajuste de la política económica, el BCB sorprendió al aumentar los tipos SELIC en 25 p.b. hasta el 11,25%. El tono más duro de la política monetaria debe continuar en los próximos meses. BBVA prevé que el SELIC cierre el 2014 y el 2015 en el 11,50% y 12,25%, respectivamente. Sin embargo, hay riesgos de que el endurecimiento de la política monetaria sea aún más fuerte de lo previsto.

El proceso de pérdida de valor del Real, iniciado en septiembre, ha sorprendido por su magnitud. Desde entonces la divisa brasileña ha saltado desde el 2,2 hasta el 2,5, por la apreciación global del dólar, la caída en el precio de las materias primas y la aversión al riesgo.

BBVA estima que el Real se mantenga relativamente estable en el corto plazo y alcance el 2,70 al fin de 2015. A pesar del coste en términos de inflación, dicha depreciación debe reducir los problemas de competitividad del sector manufacturero.

Finalmente la inflación seguirá cerca de 6% en lo queda de año y en el 2015. Empero pese a la debilidad de la demanda y el tono de la política económica, el realineamiento de los precios administrados y del tipo de cambio impedirán una caída más significativa de la inflación.

Categorías: Economía, Brasil.