MercoPress, in English

Lunes, 23 de mayo de 2022 - 15:16 UTC

 

 

Inseguridad pública campea en Uruguay: roban casa del Jefe de Policía de Montevideo

Miércoles, 12 de noviembre de 2014 - 10:07 UTC
“Me llama la atención que justo después del 26 de octubre hayan empezado a aparecer una serie de cosas”, afirmó Bonomi en declaraciones a una radio “Me llama la atención que justo después del 26 de octubre hayan empezado a aparecer una serie de cosas”, afirmó Bonomi en declaraciones a una radio
Según el candidato Lacalle Pou Bonomi “debería fundamentar esa peligrosa afirmación” y, además, la calificó como “lamentable”. Según el candidato Lacalle Pou Bonomi “debería fundamentar esa peligrosa afirmación” y, además, la calificó como “lamentable”.

El robo de la vivienda del jefe de Policía de Montevideo se metió de lleno en la campaña electoral a veinte días de la definición presidencial y generó polémica entre el candidato Luis Lacalle Pou, y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

 “Me llama la atención que justo después del 26 de octubre hayan empezado a aparecer una serie de cosas”, afirmó Bonomi en declaraciones a la radio Montecarlo.

Y agregó: “no estoy diciendo que sea algo organizado partidariamente, pero sí por gente que no le gustó el resultado electoral y buscan acentuar los problemas de seguridad con cuestiones que llamen la atención”.

Bonomi aseguró que quienes realizaron el robo en la noche del pasado sábado sabían que se trataba de la casa del jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera.

Poco después, Lacalle Pou utilizó su cuenta de Twitter para responder al ministro y aseguró que las declaraciones son “otro disparate infundado amparado en su investidura”.

Según el aspirante del Partido Nacional a la presidencia, Bonomi “debería fundamentar esa peligrosa afirmación” y, además, la calificó como “lamentable”.

El ministro del Interior designó en mayo de 2013 a Layera como jefe de Policía de Montevideo, donde reside la mitad de los 3,4 millones de habitantes del país. En su domicilio, aparentemente más de un delincuente, burló la seguridad, ingresó a través de una ventana, hurtó varios relojes y ropa y escapó del lugar sin ser detenido.

La coalición de gobierno populista Frente Amplio (FA) ganó el pasado 26 de octubre la primera vuelta de las elecciones presidenciales y legislativas en Uruguay con el 47,9 % de los votos, pero como no llegó a superar la mitad, su candidato, el ex-presidente Tabaré Vázquez (2005-2010), se enfrentará con Lacalle Pou, cuyo partido quedó segundo con el 30,9 % de los sufragios.

De cara a la segunda vuelta, el aspirante nacionalista a la presidencia decidió “jugar fuerte” con la seguridad y su principal asesor en el tema, Álvaro Garcé, que fue el Comisionado Parlamentario para las cárceles uruguayas entre 2005 y el pasado octubre, inició la pasada semana una gira por todo el país para explicar los planes de Lacalle Pou para al combate a la delincuencia y la inseguridad.

Las primeras encuestas de intención de voto de cara al balotaje que se cumplirá el 30 de noviembre, otorgan a Vázquez entre el 52-53 % de intención de voto, frente al 36-38 % de Lacalle Pou.
La inseguridad pública es la principal preocupación de los uruguayos según varias consultas populares y fue el tema que generó las mayores polémicas en la primera parte de la campaña electoral.

Categorías: Política, Uruguay.