MercoPress, in English

Jueves, 11 de agosto de 2022 - 12:21 UTC

 

 

Cristina Fernández se arma de aliados para su discurso contra los 'holdouts' ante la ONU

Martes, 23 de setiembre de 2014 - 11:21 UTC
A última hora se reunió con Soros, al medio día con Ban Ki-moon y por la mañana con las centrales sindicales internacionales A última hora se reunió con Soros, al medio día con Ban Ki-moon y por la mañana con las centrales sindicales internacionales

La presidenta argentina Cristina Fernández en su campaña internacional para conseguir apoyo en su lucha contra los fondos especulativos ('holdouts'), concluyó el lunes una larga lista de contactos en Nueva York con agrupaciones y personas afines a la causa, tal el caso del financista internacional George Soros.

Cristina Fernández está previsto se dirija a la Asamblea General de Naciones Unidas el próximo miércoles y también participará de una sesión del Consejo de Seguridad del cual Argentina es un miembro no permanente. Se descuenta que la presidenta argentina atacará sin piedad a los fondos especulativos que tienen a su país jaqueado financieramente y alejado del crédito internacional.

La reunión de la jefa de Estado con el financista, quien es crítico de los fondos especulativos que 'extorsionan' a países soberanos, se extendió por espacio de poco más de una hora y tuvo lugar a continuación del encuentro que Cristina Fernández mantuvo con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

Más temprano, en lo que fue su primera actividad oficial en Nueva York, Cristina y Ban Ki-moon coincidieron en la importancia de que avance en la ONU el marco regulatorio sobre reestructuración de deuda y recibió el respaldo de sindicatos internacionales en el reclamo contra los “fondos buitres”.

Por la mañana recibió el respaldo de los dirigentes de las principales centrales sindicales del mundo por el conflicto con los fondos especulativos, y destacó que “la solidaridad de los trabajadores es en defensa propia, porque son los que van a tener que pagar la crisis”.

Durante el encuentro con los jefes sindicales internacionales, la mandataria reiteró que “el objetivo” de los fondos buitre “es tirar abajo la reestructuración de la deuda a la que había ingresado el 92,4%”.

Participaron del encuentro el canciller Héctor Timerman; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; y los sindicalistas argentinos Hugo Yasky (CTA); Gerardo Martínez (Uocra); Roberto Baradel (Suteba); Edgardo Llano (Asociación del Personal Aeronáutico) y Andrés Rodríguez (UPCN).

Por las centrales estuvieron el jefe y la secretaria General de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Joao Felicio y Sharan Burrow, respectivamente; el secretario General y el presidente de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), Víctor Báez y Hassan Yussuff; y la directora Internacional de la Federación Estadounidense del Trabajo (AFL-CIO), Cathy Feingold.

Cerca del mediodía se reunió con el secretario general de la ONU quien “reconoció el extraordinario resultado que obtuvo la resolución para la creación de un marco legal regulatorio sobre reestructuración de deuda soberana”, iniciativa presentada por el G77+China a instancias de Argentina ante las Naciones Unidas y avalada por el voto favorable de 124 países.

El encuentro se desarrolló al mediodía en las oficinas del diplomático surcoreano en la sede del organismo y marcó el inicio de la agenda oficial de la presidenta argentina en Estados Unidos, adonde llegó el sábado por la noche para reunirse con dirigentes sindicales con representación gremial internacional y empresarios y participar el miércoles de la 69º Asamblea General de la ONU.

Durante la audiencia, que se extendió por alrededor de 15 minutos, acompañaron a la Presidente el canciller Héctor Timerman, el diputado e integrante de la agrupación La Cámpora Eduardo “Wado” de Pedro, la nieta restituida Victoria Montenegro y el director mundial del proyecto educativo del papa Francisco, “Scholas Ocurrentes”, el argentino José María del Corral.

Por la tarde, en diálogo con la prensa argentina que llegó a Nueva York para cubrir las actividades de Cristina Fernández, el canciller Timerman dio detalles de los temas que se trataron en la reunión.

Según relató el jefe de la diplomacia argentina, durante el diálogo con la mandataria el secretario general de la ONU “reconoció el extraordinario resultado que obtuvo la resolución para la creación de un marco legal regulatorio sobre reestructuración de deuda soberana”, propuesta impulsada por el G77+China a partir de una iniciativa de la Argentina en el marco del litigio judicial que el país mantiene con los fondos especulativos.

“Dijo que era un mandato muy importante que había recibido la resolución y que él se había comprometido personalmente en cooperar con los países para redactar el marco regulatorio”, añadió Timerman.