MercoPress, in English

Miércoles, 6 de julio de 2022 - 16:36 UTC

 

 

Noches de meteoros o el espectáculo de las Lágrimas de San Lorenzo

Miércoles, 13 de agosto de 2014 - 10:03 UTC
Los meteoros de las Perseidas proceden del cometa Swift Tuttle, que cada 133 años emprende un viaje a través del sistema solar interno Los meteoros de las Perseidas proceden del cometa Swift Tuttle, que cada 133 años emprende un viaje a través del sistema solar interno
El mapa de la NASA permite apreciar la zona de mejor visibilidad de las Perseidas, una de las lluvias de estrellas más intensas. El mapa de la NASA permite apreciar la zona de mejor visibilidad de las Perseidas, una de las lluvias de estrellas más intensas.

La NASA publicó un mapa de las Lágrimas de San Lorenzo, o Perseidas, que a partir del 11 de agosto han entrado en su fase de mayor visibilidad. América Latina es una de las regiones privilegiadas.

 Según el mapa publicado por la estadounidense Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, NASA, América Central, México y algunos países de América del Sur se encuentran en la zona de mejor visibilidad de las Perseidas, una de las lluvias de estrellas más intensas.

Este fenómeno alcanzará su punto máximo, una velocidad de 30 a 40 meteoros por hora, entre las 03:00 y 04:00 de su horario local de este miércoles.

Las regiones de Eurasia, América del Norte y la mayor parte de África también se encuentran ubicadas dentro de la zona que tendrá la mejor visibilidad.

Lo habitual en las Perseidas es poder observar unos 100 meteoros por hora, pero tendrán que competir este año con la Súper Luna, una luna llena un 14% más grande y un 30% más brillante de lo normal.

Los meteoros de las Perseidas proceden del cometa Swift Tuttle, que cada 133 años emprende un viaje a través del sistema solar interno dejando detrás suyo una huella de polvo y arena, según publica Russia Today.

Cuando la Tierra pasa a través de la zona de escombros, las partículas del cometa golpean la atmósfera, desintegrándose a continuación y dejando los brillantes destellos de luz que se disfrutan mirando el cielo.