MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 03:17 UTC

 

 

Kicillof desafía a Griesa y lo acusa de “presiones y contradicciones”

Sábado, 9 de agosto de 2014 - 10:44 UTC
”El juez continuó sin dar resolución a ninguna de las cuestiones pendientes” , se lamentó el ministerio conducido por Axel Kicillof. ”El juez continuó sin dar resolución a ninguna de las cuestiones pendientes” , se lamentó el ministerio conducido por Axel Kicillof.

Argentina ratificó la noche del viernes su posición en relación al litigio con los fondos especulativos y denunció “presiones y contradicciones” del juez federal de Nueva York Thomas Griesa, quien más temprano amenazó con declarar al país sudamericano en “desacato”.

 “Más allá de las nuevas presiones y contradicciones en las que incurrió el Juez (Griesa), Argentina sostiene su posición” , señaló un comunicado del ministerio de Economía, divulgado tras una audiencia realizada este viernes en los tribunales de Nueva York.

En la audiencia “el juez continuó sin dar resolución a ninguna de las cuestiones pendientes” , se lamentó el ministerio conducido por Axel Kicillof.

Frente al abogado de Argentina, el magistrado advirtió que declararía en “desacato” al país si el gobierno sigue efectuando declaraciones “falsas y engañosas” , en referencia a un aviso legal publicado por Argentina el jueves en diarios estadounidenses en los que informó de su visión sobre el litigio a los tenedores de bonos reestructurados en 2005 y 2010 y que no han podido cobrar por orden del magistrado.

El ministerio afirmó que Griesa “mantiene su insólita posición de impedir el cobro del dinero que Argentina pagó a los bonistas” reestructurados, lo que atribuyó al “único propósito de forzar a Argentina a pagarle a los fondos buitres”.

El juez falló a favor de fondos especulativos, a los que Argentina llama ’buitres’, para que cobren 1.330 millones de dólares de bonos argentinos en mora desde 2001, y ordenó que el pago se haga en simultáneo al vencimiento de deuda reestructurada por Buenos Aires en 2005 y 2010.

El 30 de julio, tras el fracaso de negociaciones con los fondos especulativos, Argentina entró en default parcial por no poder efectuar un pago a acreedores de bonos reestructurados por estar bloqueados 539 millones de dólares depositados en su cuenta del Bank of New York.

“Para peor, Griesa continúa contradiciéndose a sí mismo al sostener que Argentina no pagó”, agregó el parte de prensa, al asegurar que anteriormente el juez “reconoció claramente que Argentina había cumplido con su obligación” .