MercoPress, in English

Martes, 17 de mayo de 2022 - 07:05 UTC

 

 

Correa anuncia reducción al 2025 del 18% de efectivos de fuerzas armadas

Viernes, 2 de mayo de 2014 - 11:40 UTC
Ante el improbable escenario de una guerra convencional, argumentó el presidente ecuatoriano  Ante el improbable escenario de una guerra convencional, argumentó el presidente ecuatoriano

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció una reducción de un 18% del número de efectivos de las Fuerzas Armadas antes del 2025 ante el “improbable escenario de una guerra convencional”. Ecuador libró su última guerra en 1995 con Perú, país con el que mantenía hasta entonces una vieja disputa territorial que se saldó con el pacto de paz de 1998.

 “Al 2025 se proyecta una reducción a 34.500 efectivos de los 42.000 que tenemos ahora en nuestras Fuerzas Armadas”, sostuvo Correa en una ceremonia de ascenso de la nueva cúpula militar.

El mandatario populista que en 2010 enfrentó una sublevación policial y de un puñado de soldados denunciada por el gobierno como un intento de golpe de Estado, describió el recorte como un plan de “racionalización” de su fuerza militar ante las pocas probabilidades de un conflicto armado, tras el acuerdo de paz suscrito con Perú en 1998.

“Nuestras Fuerzas Armadas han mejorado sustantivamente su capacidad operativa, su fuerza disuasiva, pero un país pobre no puede darse el lujo de tener unas Fuerzas Armadas listas y equipadas solo para el caso de un muy improbable escenario de guerra convencional”, dijo.

Correa manifestó ante las tropas que el plan de reestructuración se llevará a cabo principalmente a través del recorte de cupos para las escuelas de formación militar, “cuotas de eliminación” de personal previstas en la ley, y apenas “un 2% de depuración institucional”.

“No habrá afectación a la carrera profesional (...) La racionalización en el tamaño de nuestras fuerzas se hará de manera técnica y no retroactiva”, garantizó el gobernante en su discurso.

El gobierno de Correa en 2008 movilizó tropas a raíz de un ataque lanzado por Colombia contra un campamento rebelde de las FARC en el lado ecuatoriano de la frontera, que fue considerado como una violación a la soberanía.

El episodio generó la ruptura temporal de relaciones diplomáticas, y fue utilizado por Ecuador como argumento para adquirir equipos y naves militares para proteger la frontera con Colombia de unos 700 km.

El presidente ecuatoriano, en el poder desde 2007, también anunció cambios en el sistema de servicio militar voluntario, que reducirán de 16.000 a 10.000 los conscriptos reclutados al año y el tiempo de acuartelamiento.

Contaremos “con una reserva permanente de 50.000 jóvenes bien entrenados y capaces de actuar con rapidez y profesionalismo en casos de crisis o emergencias nacionales”, añadió.

Además de los 42.000 efectivos de las Fuerzas Armadas, el país dispone de 44.00 policías.

Categorías: Política, América Latina.