MercoPress, in English

Miércoles, 22 de mayo de 2019 - 22:52 UTC

Vaticano presto a mediar en situación venezolana, pero apuntando al “desenlace deseado”

Sábado, 29 de marzo de 2014 - 08:46 UTC
El secretario de Estado vaticano, cardenal Parolin, que hasta el año pasado fue el nuncio en Caracas, suena con insistencia El secretario de Estado vaticano, cardenal Parolin, que hasta el año pasado fue el nuncio en Caracas, suena con insistencia

La Santa Sede está “deseosa” de ayudar y “en condiciones de intervenir diplomáticamente” tras casi dos meses de sangrientas protestas en Venezuela, pero “debe estudiar las expectativas y opciones acerca del papel que podría cumplir”

 El vocero del Vaticano, reverendo Federico Lombardi, aseguró el viernes que la Santa Sede “sin duda está dispuesta a hacer lo que sea posible por el bien y la serenidad del país y deseosa de hacerlo”. Pero acotó que la Santa Sede necesita comprender si su intervención conduciría al “desenlace deseado”.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aceptó el jueves la idea de un mediador de buena fe, ante las presiones crecientes para negociar con la oposición. Mencionó al secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, que hasta el año pasado fue el nuncio en Caracas.

”Me propusieron que aceptara un testigo internacional para la oposición, ahora sí, reunirse, yo dije, elijan el testigo (...) ¿Quieren un testigo? Vamos a un testigo pues”, dijo Maduro durante un acto de gobierno en el estado Vargas, vecino a Caracas, al referirse a la visita de los cancilleres del mecanismo regional.

Maduro también se refirió a la propuesta que le hicieron los cancilleres de la Unión de Naciones de América del Sur, Unasur, antes de marcharse del país. Dijo estar de acuerdo con que Unasur elija a un grupo de cancilleres (Colombia, Ecuador y Brasil) que sea testigo y se siente en la conversación y que también aprueba que asista Parolin.

Sin embargo, no parece muy optimista: “Que venga el secretario de Estado, canciller del Vaticano, que fue embajador aquí, que venga pues. Pobrecito, le van a hacer perder el tiempo. Estoy de acuerdo. ¿Quieren que venga?, que venga”. Es que para el bolivariano, la oposición, en realidad, no quiere diálogo.

La comisión de cancilleres de la Unasur enviada a Venezuela para tratar de contribuir a las conversaciones finalizó, el miércoles, su misión en Caracas después de dos intensas jornadas de reuniones con el Gobierno, la oposición, los estudiantes, empresarios y miembros de la Iglesia, entre otros sectores.

Llegaron al país para procurar tender puentes en medio de una crisis política que se ha agudizado con una ola de protestas contra la gestión de Maduro que ya tiene más de un mes y que hasta ahora ha dejado un saldo oficial de 37 muertos y cientos de heridos.

Maduro finalmente accedió a que una comisión de cancilleres de Unasaur, de Colombia, Ecuador y Brasil realice el monitoreo y seguimiento de un diálogo de paz entre el gobierno y la oposición en las calles, un conflicto que se ha extendido por casi dos meses.