MercoPress, in English

Lunes, 30 de enero de 2023 - 05:07 UTC

 

 

Viuda de disidente afirma que reformas económicas en Cuba “son un fraude”

Viernes, 28 de marzo de 2014 - 12:50 UTC
“Lo peor del comunismo salvaje con lo peor del capitalismo salvaje, y dejan fuera los cubanos” afirma Ofelia Acevedo “Lo peor del comunismo salvaje con lo peor del capitalismo salvaje, y dejan fuera los cubanos” afirma Ofelia Acevedo

Las reformas económicas que propone el régimen de Cuba “son un fraude” porque excluyen a los cubanos de las oportunidades de inversión y de tener iniciativas, dijo Ofelia Acevedo, viuda del disidente cubano Oswaldo Payá.

 Las reformas que plantea el régimen cubano “unen lo peor del comunismo salvaje con lo peor del capitalismo salvaje, dejan fuera los cubanos, a los que no se les permite invertir ni tener iniciativas económicas para mejorar su nivel de vida”, dijo Acevedo, al explicar que el sueldo medio en la isla es de 30 dólares al mes.

“La inmensa mayoría” de los cubanos sufre “una pobreza despiadada”, en especial los que viven fuera de La Habana, dijo, y denunció también la “ley de peligrosidad” en Cuba, en base a la que “te pueden detener por delitos que puedas cometer en el futuro”.

Al referirse al “deterioro” económico del país, Acevedo señaló que el régimen castrista “siempre anda buscando a alguien que los mantenga, como antes fue la Unión Soviética, Venezuela y ahora Brasil” e inversiones extranjeras, para las que el régimen da “muchas garantías”.

Ofelia Acevedo, quien está exiliada con sus hijos en Miami (EE.UU.), estuvo en Madrid, donde el martes asistió a la presentación del libro “Muerte bajo sospecha”, de Ángel Carromero, del Partido Popular (PP) de Madrid y quien conducía el automóvil en el que perdieron la vida Oswaldo Payá y el también disidente Harold Cepero, el 22 de julio de 2012.

La viuda de Payá insistió en que no fue un accidente, que Carromero es “inocente”, por lo que dijo que ha pedido al Gobierno español que le indulte.

Ángel Carromero fue condenado en Cuba a cuatro años de prisión por homicidio imprudente por el accidente en el que murieron Payá y Cepero, y en diciembre de 2012 fue trasladado a España para que cumpliera la pena en su país, donde disfruta del tercer grado o un régimen abierto de libertad vigilada.

Desde la muerte de su marido, Ofelia Acevedo lleva a cabo una campaña en busca de apoyo internacional para que se haga una investigación que aclare las circunstancias en que falleció, ya que sostiene -al igual que Carromero- que no fue un accidente sino que otro vehículo “embistió” el coche y “le sacó de la carretera”.

Más de un año y medio después de ese suceso, Acevedo dice que las autoridades cubanas todavía no le han dado los resultados de la autopsia practicada a su marido.

Denunció además la “persecución” y las constantes amenazas de muerte que recibió su marido y su familia.

En ese contexto, explicó que un mes antes de la muerte de Payá y Cepero, ella y su marido sufrieron un incidente cuando un automóvil chocó frontalmente contra el suyo que “quedó volcado en la carretera”, un suceso en el que “nos podíamos haber matado”, dijo.

Ofelia Acevedo estima un grupo de expertos de la ONU o un tribunal internacional podría llevar a cabo una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte de su marido y Cepero, y recordó que ha obtenido el apoyo del Parlamento Europeo y de Estados Unidos y diversas organizaciones.