MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 22:37 UTC

 

 

Brasil con plan de contingencia ante explosión de una burbuja inmobiliaria

Sábado, 22 de marzo de 2014 - 10:14 UTC
El valor de los inmuebles en Rio de Janeiro creció un 246% entre 2008 y 2014 según el índice FIPE-ZAP El valor de los inmuebles en Rio de Janeiro creció un 246% entre 2008 y 2014 según el índice FIPE-ZAP

El sistema financiero brasileño tiene capacidad de resistir el impacto de la explosión de una posible burbuja inmobiliaria, según un estudio divulgado por el Banco Central y que admite preocupación con la fuerte subida de los precios de la vivienda en los últimos años.

 En su Informe de Estabilidad Financiera, divulgado esta semana, el organismo emisor simuló los efectos de un posible desplome repentino de los precios de las viviendas en los bancos brasileños y concluyó que los mismos están preparados para resistir a la eventual crisis.

La simulación fue realizada, según el Banco Central, debido a la fuerte subida de los precios de la vivienda en los últimos años, al salto del crédito hipotecario y al impacto que una fuerte oscilación a la baja tendría para la estabilidad financiera.

Además la prensa financiera extranjera ha venido explayándose ampliamente sobre un posible escenario de esta naturaleza, lo cual ha irritado a las autoridades del país.

De acuerdo con el índice FIPE-ZAP, que es referencia en el país para el mercado inmobiliario, tan sólo en Río de Janeiro, una de las ciudades en que más han aumentado los precios, el valor de los inmuebles a la venta saltó un 246,2 % entre 2008 y 2014, y el de los alquileres un 138,1 %.

Algunos economistas aseguran que esa subida permanecerá al menos hasta el Mundial de fútbol que Brasil organizará entre los próximos junio y julio.

El principal temor es que, ante la posible fuerte caída del precio de viviendas, los compradores suspendan los pagos y, en consecuencia, los bancos sufran millonarias pérdidas con créditos de dudoso cobro, como ocurrió en los últimos años en países como Estados Unidos o España.

El director de Fiscalización del Banco Central, Anthero Meirelles, explicó que la simulación fue hecha con base en los datos de la caída de los precios de los inmuebles en Estados Unidos durante la crisis de 2008, que fue del 33 %.

El estudio concluyó que, pese a que en tiempos de normalidad el valor de venta del inmueble en una subasta cubre casi la totalidad del préstamo concedido, en una eventual crisis la institución financiera brasileña podrá recuperar hasta el 70 % del crédito con una caída del valor de la vivienda de hasta un 33 %.

El emisor considera que un banco brasileño puede llegar a la insolvencia tan sólo en caso de que la caída del precio de la vivienda supere el 55 %, lo que no ocurrió en otros países.

Según el informe, los bancos podrían tener problemas para cumplir las exigencias del Banco Central en caso de que la bajada de precios fuera de más del 45 %.

Una de las principales ventajas de los bancos brasileños, según el emisor, es que en Brasil el crédito para inmuebles no financia la totalidad de la vivienda sino un porcentaje menor.

El organismo considera igualmente que los bancos tienen provisiones realistas para préstamos de dudoso pago y que la capitalización del sistema financiero está en niveles elevados.

Pese a la preocupación, Meirelles descartó que Brasil esté viviendo una burbuja inmobiliaria y afirmó que tampoco hay indicios de que puedan registrarse oscilaciones bruscas de los precios.

El funcionario indicó que la burbuja se produce cuando los precios de los activos suben sin ninguna justificativa económica y según él, las subidas de los valores de los inmuebles en Brasil acompañaron al aumento de la renta de la población.

Categorías: Economía, Bienes raíces, Brasil.