MercoPress, in English

Domingo, 29 de enero de 2023 - 15:27 UTC

 

 

Retoman trabajo en ampliación del Canal de Panamá que estaría pronto para 2016

Jueves, 6 de marzo de 2014 - 10:23 UTC
Jorge Quijano, director de la Autoridad del Canal, estima en 1.000 millones de dólares de recaudación adicional  Jorge Quijano, director de la Autoridad del Canal, estima en 1.000 millones de dólares de recaudación adicional

La autoridad del Canal de Panamá y el consorcio de constructores europeos acordaron poner fin a la disputa acerca de los 1.600 millones de dólares en sobrecostos en el proyecto de ampliación del Canal, que duró dos meses y mantuvo paralizadas las obras, aumentando las esperanzas de que los trabajos puedan ser finalizados en unos dos años.

 En el acuerdo preliminar se acordó llamar a árbitros independientes para determinar quién debe asumir los costos adicionales, informó The Wall Street Journal. Ambas partes también acordaron disponer de más de 1.000 millones en fondos para completar el proyecto de ampliación, proyecto que según el punto de vista de la industria marítima será de una gran ayuda para el comercio mundial.

Los trabajos en la centenaria vía fluvial, que conecta los océanos Atlántico y Pacífico, se iniciaron en el 2007 con un costo total calculado en 5.200 millones de dólares, y el objetivo es ampliar y profundizar el canal, dado que muchos de los buques de hoy en día, incluidos los petroleros y muchos barcos de contenedores, son demasiado grandes para pasar a través de los estrechos tramos de poco más de 33 metros de ancho del canal.

Jorge Quijano, director de la Autoridad del Canal de Panamá, agencia gubernamental que opera los 80 kilómetros del canal, dijo que el proyecto no estará finalizado hasta principios del 2016. El objetivo anterior era para finales del 2015. Con la finalización del proyecto, Panamá incrementará en gran medida los más de 1.000 millones anuales en ingresos por cuotas de peaje, que recibe en la actualidad.

Los EE.UU., que construyeron el canal en 1914 y son el mayor cliente de este, también se espera que se vean beneficiados, ya que un canal más amplio podría permitir que se inicie la exportación de gas natural licuado a Asia desde los puertos del este de los EE.UU.

La expansión fue puesta en duda a principios de enero, cuando el consorcio constructor Grupos Unidos por el Canal (GUPC), exigió una suma adicional de 1.600 millones por su parte del proyecto, la suma original era de 3.100 millones para construir un tercer juego de esclusas en ambos extremos de la canal. El consorcio es controlado en un 96% por la constructora española Sacyr y la italiana Impregilo Salini.

El administrador del canal dijo que la resolución entró en foco una vez que las dos partes se concentraron en cómo financiar el 30% del proyecto que permanece inconcluso.

El acuerdo pide a ambas partes que comiencen aportando US$ 100 millones cada una, lo que permitiría que los trabajos se reinicien plenamente en marzo. Otros 400 millones vendrían en forma de los llamados bonos de garantía emitidos por Zurich Insurance Group.