MercoPress, in English

Lunes, 24 de enero de 2022 - 08:01 UTC

 

 

Caso Pluna expone desprolijidades e improvisaciones del gobierno de Mujica

Domingo, 29 de diciembre de 2013 - 08:20 UTC
Mujica recoge fuerte simpatía pero su gobierno deja a la coalición vulnerable a las elecciones del año entrante Mujica recoge fuerte simpatía pero su gobierno deja a la coalición vulnerable a las elecciones del año entrante

Cuando el mundo admira a Uruguay y a su presidente José Mujica por sus leyes sociales de avanzada, su coalición de gobierno enfrenta crecientes críticas por falencias en educación y seguridad y el peor escándalo desde su llegada al poder tras la renuncia del ministro de Economía, investigado por la justicia, un hecho que podría ser seguido por otros relevos y un difícil año electoral.

 El ministro de Economía Fernando Lorenzo renunció a su cargo el sábado, poco antes de declarar ante la justicia indagado por el proceso de liquidación en 2012 de la aerolínea de bandera uruguaya Pluna.

Aunque la fiscalía solicitó el procesamiento de Lorenzo por abuso de funciones, el pedido quedó a la espera de que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) resuelva sobre la constitucionalidad de esa figura judicial. El fiscal Juan Gómez también pidió el procesamiento del presidente del Banco de la República (BROU), Fernando Calloia.

“Mujica se irá de este gobierno con un cierto nivel de popularidad personal relativamente bueno, pero con una idea generalizada en la población de que su gestión ha sido mala”, comentó Juan Carlos Doyenart, analista político y director de la consultora Interconsult.

“Lo de Pluna es un hecho más que demostraría para algunos que la gestión de Mujica ha sido mala”, añadió.

Mujica se declaró único responsable de la estrategia en el tema Pluna (si bien no la implementación de sus detalles) que se inició en 2007 bajo el anterior gobierno del ex presidente Tabaré Vázquez cuando se asoció al estado uruguayo un grupo inversor Leadgate, de capitales argentinos, que resultó en pérdidas por millones de dólares, aviones prácticamente abandonados y decenas de juicios. Un pasivo declarado de más de 300 millones de dólares más las otras demandas.

Las tres cabezas visibles de dicho emprendimiento, Matías Campìani, Sebastián Hirsch y Arturo Alvarez Demalde, ya están en la cárcel por el delito de “estafa especialmente agravada”.

El presidente uruguayo, un ex-guerrillero de 78 años, ha llamado la atención del mundo por su estilo de vida austero, que incluye donar el 87% de su salario a programas sociales, pero también por impulsar una ley que legalizó el mercado de la marihuana, lo que hizo que la semana pasada el semanario británico The Economist eligiera a Uruguay como país del 2013.

Bajo su mandato, que inició en 2010, también se aprobaron leyes para despenalizar el aborto y autorizar los matrimonios homosexuales.

”Uruguay está en el centro del mundo por leyes consideradas de avanzada (...) pero no son leyes prioritarias para toda la sociedad“, opinó Doyenart.

”En el tema educativo vamos en caída libre, para un país que históricamente estuvo al tope no solo de América Latina sino de países europeos; lo mismo en seguridad, también es un tema que hay que seguir haciendo cosas para mejorarla“, destacó y agregó que los resultados, desastrosos, de las pruebas de PISA son más que indicativas.

Para el analista es comprensible la fascinación internacional hacia Mujica, ”porque en el mundo entero hay una tremenda falta de credibilidad de la dirigencia política“.
Pero ”si uno se pone a hilar más fino esa austeridad personal no se traduce en austeridad al gobernar“, opinó, advirtiendo que ”hay mucho malgasto de dinero público“.

”El gobierno de Mujica va a quedar en la historia del mundo, pero eso para los uruguayos no alcanza“, concluyó.

Oscar Bottinelli, politólogo y director de la consultora local Factum, cree en tanto que el caso investigado por la justicia sobre la quiebra de la aerolínea de bandera ”mancha el año histórico“ a Mujica.

”Los grandes personajes siempre son mejor vistos fuera del país que dentro. Porque hay determinadas cosas que se ven en el exterior y aquí se ven otras“, dijo.

”Lo complicado es que prácticamente había terminado el gobierno de Mujica, viene un año de campaña electoral y en medio de eso tiene que cambiar nada menos que al ministro de Economía y probablemente al presidente del Banco de la República”, sostuvo.

Lorenzo era ministro desde marzo de 2010, cuando sucedió al actual vicepresidente Danilo Astori, artífice de la línea económica que ha seguido la coalición de izquierda Frente Amplio (FA) desde su llegada al poder en 2005.

“Es una situación crítica porque para el Frente Amplio tal vez la política más exitosa en estos casi 10 años de gobierno ha sido la económica, que le ha rendido frutos en crecimiento del país, baja del desempleo y aumento del salario real”, estimó Daniel Chasquetti, magíster en Ciencia Política.

Con el viento a favor de las economías regionales, Uruguay creció entre 2004 y 2011 a un promedio de 6% anual, el doble de su desarrollo histórico. De todas formas, para Chasquetti el caso muestra que “la democracia uruguaya funciona, las instituciones cumplen su rol y el poder no está concentrado en las manos de un partido”.

Además, enfatizó que por la figura delictiva de la que se acusa al ministro renunciante -abuso de poder- el caso “está muy lejos” de escándalos como el brasileño “mensalao”, que sacó a la luz la existencia de un amplio sistema de sobornos por parte del gobernante Partido de los Trabajadores.

De todas formas, los politólogos concuerdan en que es difícil evaluar si esto afectará electoralmente al gobernante Frente Amplio, que según las encuestas es el favorito para ganar nuevamente las elecciones nacionales de octubre de 2014.