MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 03:24 UTC

 

 

Bergara asume en Economía y ratifica orientación ortodoxa de economía uruguaya

Viernes, 27 de diciembre de 2013 - 08:16 UTC
La nota saliente fueron las sandalias y pantalones remangados del presidente Mujica La nota saliente fueron las sandalias y pantalones remangados del presidente Mujica

Rodeados de los hombres más poderosos de Uruguay, el presidente José Mujica y el vicepresidente Danilo Astori, asumió el nuevo equipo económico conformado por Mario Bergara como ministro de Economía y Jorge Polgar como subsecretario de Economía.

 Bergara dejó el cargo de presidente del Banco Central que será ocupado por Alberto Graña, gerente del departamento de Política Económica y Mercado del BCU. En tanto Polgar hasta el momento se desempeñaba en la Asesoría Macroeconómica.

Asimismo Graciela Mazzucchi asumió como directora general del Ministerio en reemplazo de Pedro Apezteguia que será asesor en el Ministerio de Economía de Bergara y Polgar.

Bergara sostuvo en su discurso que es “un desafío enorme“ mantener las políticas trazadas por Lorenzo ”porque no es fácil enfrentar la necesidad de dar continuidad a las orientaciones de la política económica actual”.

Además planteó que Lorenzo, que dejó el cargo a raíz de la investigación de irregularidades en la liquidación de Pluna, “ha entrado y salido del gobierno y de este Ministerio siempre por la puerta grande. La puerta grande de la ética y de la responsabilidad”.

A Bergara le esperan varios retos no poco complejos comenzando por una rebelde inflación, el nuevo escenario mundial en materia de flujos de capital tras la última medida de la Reserva Federal así como el impacto de relaciones con un vecino no fácil de entender, como lo es la Argentina de Cristina Fernández.

Durante la ceremonia de asunción celebrada en el Ministerio de Economía Mujica reiteró en el acto de asunción la “equivocación” que tuvo con Pluna y afirmó que espera que Bergara “tenga más suerte” porque “capacidad le sobra”.

El presidente sostuvo que con la designación de Bergara se buscó dar un “mensaje bien claro de continuidad económica”.

Empero a pesar de la solemnidad del acto ya que todos los presentes estaban de traje y el asunto de Pluna representa un golpe durísimo para la coalición de gobierno, Mujica dio la nota al asistir vestido de sport, camisa salida a la cintura y sandalias, hecho que fue muy comentado en las redes y por medios del exterior.

Aún más a poco de comenzar el acto, el presidente, agobiado por el calor, remangó sus pantalones y fue foco de todos los fotógrafos presentes. Poco después la imagen presidencial se veía en varios medios de la región Clarín, La Nación, Folha, y O Globo, entre otros.