MercoPress, in English

Miércoles, 20 de octubre de 2021 - 01:04 UTC

 

 

Crisis: Argentina envía aceite de soja a China a riesgo que lo devuelvan

Martes, 13 de abril de 2010 - 10:55 UTC
Mientras sigue la negociación, otros exportadores se negaron a embarcar Mientras sigue la negociación, otros exportadores se negaron a embarcar

Algunos exportadores embarcaron aceite de soja hacia China, mientras otros se negaron a hacerlo luego de que Pekín aplicara restricciones al ingreso del producto en medio de una puja comercial, según adelantaron ayer algunas fuentes del sector.

«Están saliendo barcos con aceite de soja. Algunas empresas tomaron la decisión de mandarlos igual, otras no. Las firmas que sí lo están haciendo lo hacen ateniéndose al riesgo de que lleguen allá y no lo reciban», dijo una fuente del sector exportador.

La soja y sus derivados son el principal producto de exportación que tiene Argentina. En 2009, el país exportó al gigante asiático 1,84 millón de toneladas de aceite de soja por u$s 1.400 millones, equivalentes al 77% de las importaciones totales de China.

Pese a que hay operadores que apuestan a una solución rápida, varias fuentes de la industria exportadora argentina dijeron ayer estar «preocupadas» por el cortocircuito comercial.

«No estamos embarcando desde que está el problema, desde el 31 de marzo. El Gobierno argentino se está moviendo, pero está difícil la negociación. Hay que esperar a ver cómo evolucionan las negociaciones esta semana», afirmó una fuente del sector agroexportador y agregó: «Sería muy difícil para la Argentina reemplazar el mercado de China».

«Siempre se puede vender el aceite de soja, pero a un precio más bajo. Hay que competir con aceites más baratos, habría que bajar los precios, en otros destinos más baratos», explicó.

Ayer, el director ejecutivo de la publicación Oil World, Thomas Mielke, dijo que China no puede prescindir del aceite argentino y que la disputa no podría prolongarse demasiado debido a la falta de alternativas para abastecerse.

«No creo que China pueda dejar de importar aceite de soja argentino por más de dos meses», señaló Mielke desde Pekín.

Pero en Buenos Aires, un operador de una importante empresa exportadora no fue tan optimista. «El tema se está poniendo más complicado. Todos están tratando de cargar sus ventas de aceite a China desde Brasil y el precio del aceite en la Argentina se cayó fuerte. Parece que nadie confía en que este tema esté cerca de resolverse», señaló el operador.

Si la Argentina dejara de exportar aceite a China durante este año, el Gobierno perdería ingresos por u$s 623 millones en concepto de impuestos a las exportaciones, según estimaciones privadas.

China es el mayor cliente de aceite de soja que tiene la Argentina, primer proveedor mundial, pero desde hace dos semanas el negocio quedó inmerso en la incertidumbre y mientras los países buscan una salida al conflicto los precios de origen argentino retroceden.


 

 




 

 





 

Categorías: Agricultura, Economía, Argentina.