MercoPress, in English

Jueves, 25 de julio de 2024 - 15:11 UTC

 

 

Encuentro entre Lula y Arce marca una nueva era en lazos bilaterales

Miércoles, 10 de julio de 2024 - 08:54 UTC
Arce le dijo a Lula que Bolivia quería ingresar al BRICS después de entrar al Mercosur Arce le dijo a Lula que Bolivia quería ingresar al BRICS después de entrar al Mercosur

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó a su homólogo boliviano, Luis Arce Catacora, durante su encuentro en Santa Cruz de la Sierra, que “no hay salida individual en América del Sur”, informó la Agencia Brasil. Ambos líderes coincidieron en que la reunión bilateral marcó el inicio de una “nueva era” en los vínculos bilaterales, ahora que Bolivia es miembro pleno del Mercado Común del Sur (Mercosur). Fue el primer viaje de Lula a Bolivia durante su tercer mandato, mientras que Arce ha estado en Brasil cuatro veces en los últimos 12 meses.

“No hay salida individual para ningún país de Sudamérica. O nos unimos, formamos un bloque, tomamos decisiones conjuntas y las aplicamos, o seguiremos otro siglo como países en desarrollo”, dijo Lula.

“Hemos firmado varios proyectos para fortalecer la capacidad de los agentes públicos para combatir la trata de personas, [y] el narcotráfico, y mejorar la gestión de la migración. También iniciamos negociaciones para que los brasileños puedan acceder a la sanidad pública en Bolivia y, del mismo modo, los bolivianos puedan utilizar el Sistema Único de Salud en Brasil”, añadió.

Lula también mencionó los proyectos de instalación de una fábrica de fertilizantes en la frontera seca entre los dos países, entre Corumbá, Mato Grosso do Sul, y Porto Quijaro, y la construcción de un puente binacional sobre el río Mamoré, entre Guajará-Mirim, en Rondônia, y Guayaramerín, en Bolivia.

Arce apostó por la conectividad y la integración. “Una de las formas de abordar todos los problemas que tenemos en la región es mediante la integración física de las infraestructuras que necesitamos. Ya hemos avanzado en muchos temas, pero la integración física es en la que menos insistimos. Bolivia está en el corazón de Sudamérica, en el corazón entre el Atlántico y el Pacífico. Somos un actor importante para que todos nos integremos, y queremos ser ese proceso de integración”, dijo también el mandatario boliviano.

Lula también se refirió al fallido golpe de Estado en La Paz. “El pueblo boliviano ya había probado la amargura del golpe de Estado de 2019 y ahora ha sido golpeado por la intentona del 26 de junio. En vísperas de celebrar su bicentenario en 2025, Bolivia no puede volver a caer en esta trampa. No podemos tolerar ensoñaciones autoritarias ni golpes de Estado. Tenemos la enorme responsabilidad de defender la democracia frente a los intentos de hacerla retroceder. En todo el mundo, la desunión de las fuerzas democráticas sólo ha servido a la extrema derecha”, subrayó.

Arce destacó la importancia del apoyo de Brasil en este sentido: “Brasil, para nosotros, representa a un presidente que es un mentor, que tiene mucha influencia en todo el mundo y que sabe muy bien lo que ha pasado en nuestro país”.

Brasil acogerá en noviembre la Cumbre del G20. Lula invitó a Arce a asistir al evento como observador, ya que Bolivia no es miembro del grupo que reúne a la economía más importante del mundo. En Sudamérica, sólo Brasil y Argentina forman parte del foro.

“Me permití invitar a Bolivia a participar en la Cumbre del G20 en noviembre y a sumarse a la Alianza Global de Lucha contra el Hambre y la Pobreza, que será lanzada por la presidencia brasileña” del G20, dijo.

El mandatario boliviano también expresó su interés en formar parte del BRICS, bloque formado por Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica, que este año se amplió para incluir a Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía e Irán. Argentina había sido admitida, pero finalmente declinó la posibilidad tras la asunción del Presidente Javier Milei.

Categorías: Política, Brasil, América Latina.