MercoPress, in English

Jueves, 23 de mayo de 2024 - 16:12 UTC

 

 

Nuevas variantes FLiRT del SARS-Cov-2 se propagan en Estados Unidos

Viernes, 10 de mayo de 2024 - 10:04 UTC
Las variantes FLiRT tienen dos mutaciones adicionales que las diferencian de la JN.1 Las variantes FLiRT tienen dos mutaciones adicionales que las diferencian de la JN.1

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos alertan sobre la última versión del Covid-19 con la aparición de las llamadas variantes FLiRT, que representan la nueva versión del virus SARS-CoV-2, detectada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en muestras de aguas residuales. Entre el 14 y el 27 de abril, la variante KP.2 de las FLiRT representó alrededor del 25% de las detecciones, frente a aproximadamente el 10% en el período anterior de dos semanas que finalizó el 13 de abril.

Los pacientes con FLiRT muestran en promedio los mismos síntomas que aquellos con JN.1, como problemas respiratorios y fatiga, fiebre o escalofríos, tos, dolor de garganta, congestión o secreción nasal, dolor de cabeza, dolores musculares, dificultad para respirar, pérdida del gusto o sentido del olfato, somnolencia y complicaciones leves en los órganos digestivos (malestar estomacal, diarrea leve o vómitos). Sin embargo, los síntomas y la gravedad varían de una persona a otra, se explicó.

La doctora Megan Ranney, decana de la Escuela de Salud Pública de Yale, dijo a WebMD que las variantes FLiRT muestran algunos cambios preocupantes, como una modificación en la proteína spike que desempeña un papel clave en la entrada del virus a las células humanas y el posterior desencadenamiento de la enfermedad.

Los expertos señalan la disminución de las tasas de vacunación entre los estadounidenses como una de las causas del último aumento. Desde septiembre de 2023, solo el 22,6% de los estadounidenses han sido vacunados con la vacuna Covid 2023-2024 actualizada, señalaron los CDC en un informe. Las vacunas siguen siendo eficaces contra estas nuevas variantes, pero la investigación en curso es crucial para monitorear su impacto y adaptar las estrategias de vacunación.

“Tenemos una población de personas con inmunidad decreciente, lo que aumenta nuestra susceptibilidad a una ola”, dijo a WebMD el Dr. Thomas Russo, jefe de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas Jacobs de la Universidad de Buffalo.

Las variantes FLiRT reciben el nombre de sus mutaciones e incluyen dos cepas principales: KP.2 y KP.1.11.

KP.2 es actualmente la cepa dominante en los EE. UU., superando a la JN.1 (subvariante micron), previamente prevalente, que provocó un aumento de casos durante el invierno. KP.1.1 está menos extendido que KP.2 y representa aproximadamente el 7,5% de las infecciones en todo el país.

Las variantes FLiRT tienen dos mutaciones adicionales que las diferencian del JN.1 original. Los científicos creen que KP.2 y KP.1.1 pueden ser mejores para evadir el sistema inmunológico debido a sus mutaciones en la proteína spike.