MercoPress, in English

Sábado, 18 de mayo de 2024 - 06:36 UTC

 

 

Bogotá: Inician cortes rotatorios de agua por alarmante sequía

Viernes, 12 de abril de 2024 - 10:00 UTC
La situación es peor de lo esperado después de que las lluvias previstas para finales de marzo nunca llegaran y aún se esperen La situación es peor de lo esperado después de que las lluvias previstas para finales de marzo nunca llegaran y aún se esperen

Las autoridades de la capital colombiana empezaron este jueves a racionar el agua, ya que, según informes, los embalses locales se acercan a niveles alarmantes debido al fenómeno de El Niño y a las secuelas del calentamiento global. No se descarta que la grave sequía provoque también una crisis energética que afecte a unos 10 millones de personas que viven en Bogotá y sus alrededores.

Para minimizar el impacto de la medida, Bogotá se ha dividido en 9 sectores, cada uno de los cuales sufrirá un corte de suministro de 24 horas cada 9 días a partir de las 8 de la mañana, según se explicó.

El alcalde de Bogotá, Carlos Galán, advirtió que el racionamiento de agua podría durar hasta un año. “No sé si el año, pero sí esto va a durar. La meta es tener en diciembre de 2024 el 75% del nivel de los embalses”, dijo en una entrevista radial. “Se necesitan restricciones en estas primeras semanas y meses”, agregó.

“Hay una sequía severa causada por el fenómeno de El Niño, que se refuerza por el cambio climático. La falta de lluvias viene desde hace varios meses”, dijo a TN el ex ministro colombiano de Ambiente, Manuel Rodríguez Becerra.

El racionamiento estará vigente indefinidamente, pero las interrupciones podrían ser más severas en el futuro, señaló la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), luego de que se considerara crítica la situación en el sistema del páramo de Chingaza, que suministra entre el 70% y el 80% del agua de Bogotá.

“No sólo hay escasez de agua en Bogotá, sino en cerca de 300 municipios del país. En la capital, el fenómeno de El Niño que causa la sequía se ve reforzado por el cambio climático. La falta de lluvias lleva varios meses”, señaló también Rodríguez Becerra.

El gobierno también ha lanzado una campaña de concienciación para reducir el consumo de agua, con especial atención a las personas que lavan sus coches y otras formas de mal uso del agua potable. También se aconseja a los ciudadanos que reduzcan a la mitad el tiempo de ducha.

Según la EAAB, el 58% del agua se gasta en la higiene personal. Una familia promedio consume 6.910 litros de agua al mes en ducharse, lavarse los dientes o afeitarse.

La situación es peor de lo esperado después de que las lluvias previstas para finales de marzo nunca llegaran y aún se estén esperando.

“Hoy hay problemas con los embalses de los que dependen las centrales hidroeléctricas. El 70% de la energía del país se produce en centrales hidroeléctricas. En este momento hay preocupación por varias de ellas y hay quienes advierten que también podría ser necesario iniciar un racionamiento eléctrico”, dijo Rodríguez Becerra, quien insistió en que los cortes de suministro “debieron empezar hace dos meses”.

También recordó que Colombia es altamente vulnerable al cambio climático y ocupa el octavo lugar “entre las economías más amenazadas” por el calentamiento global.