MercoPress, in English

Domingo, 26 de mayo de 2024 - 03:13 UTC

 

 

FMI elogia logros de Milei pero señala que falta apoyo social y político

Viernes, 5 de abril de 2024 - 10:00 UTC
“El camino hacia la estabilización nunca es fácil”, dijo Kozack “El camino hacia la estabilización nunca es fácil”, dijo Kozack

La vocera del Fondo Monetario Internacional (FMI), Julie Kozack, elogió los “impresionantes” logros de la administración del presidente Javier Milei para frenar la inflación en Argentina, pero advirtió que “sigue siendo importante trabajar de forma pragmática para construir un apoyo social y político que ayude a asegurar la durabilidad y eficacia de las reformas” aplicadas.

Kozack hizo estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada este jueves en Washington DC, en la que también negó que se esté negociando un nuevo acuerdo de refinanciación de la deuda. Insistió en que el actual programa entre la agencia de crédito y el país sudamericano seguirá en vigor al menos hasta finales de 2024.

“En este momento, sería prematuro discutir las modalidades de un posible programa futuro”, añadió. El FMI y Argentina “mantienen discusiones activas en el contexto del actual programa respaldado por el FMI”, insistió.

Kozack también explicó que el objetivo del FMI es “apoyar los esfuerzos de la autoridad para restaurar la estabilidad macroeconómica y sentar las bases para un crecimiento próspero e inclusivo en Argentina”.

El presidente Alberto Fernández (2019-2023) firmó en marzo de 2022 un acuerdo con el FMI para refinanciar la deuda contraída en 2018 durante el mandato de Mauricio Macri (2015-2019) por unos 45.000 millones de dólares que incluía diez revisiones trimestrales.

El directorio del FMI aprobó el pasado 1 de febrero prorrogar el acuerdo hasta el 31 de diciembre de 2024. En enero, tras la séptima revisión, el FMI entregó a Argentina 4.700 millones de dólares en el primer desembolso de la era Milei.

Kozack también destacó que, en enero y febrero, Argentina logró superávit fiscal por primera vez en más de una década. “Las reservas internacionales se están reconstruyendo, la inflación está cayendo más rápido de lo esperado e indicadores de mercado como la brecha cambiaria y los spreads soberanos siguen mejorando”, detalló.

“El camino hacia la estabilización nunca es fácil y requiere una fuerte aplicación de las políticas”, subrayó Kozack, que también señaló que será “importante seguir mejorando la calidad del ajuste fiscal y una política monetaria digna de atención que también tendremos que adaptar durante esta transición”.

Sin embargo, las políticas de Milei no son tan loables para quienes han visto sus ingresos reducirse o desaparecer en medio de un aluvión de medidas estrictas. En este escenario, los líderes sindicales argentinos planean una respuesta a la gestión del gobierno.

La otrora poderosa Confederación General del Trabajo está evaluando si organizar una movilización masiva el 1 de mayo o convocar una huelga general. El consejo directivo de la CGT se reunirá el 11 de abril para decidir sobre la cuestión, según se informó el jueves en Buenos Aires.

Según el líder cegetista Héctor Daer, el grupo iniciará una lucha contra los despidos de trabajadores estatales, los recortes presupuestarios y la criminalización de la protesta social bajo el gobierno libertario.

La fuerza de la medida a adoptar depende en gran medida del contenido y destino del nuevo proyecto de reforma laboral que el Gobierno enviará al Congreso, explicó Daer.