MercoPress, in English

Viernes, 12 de abril de 2024 - 11:54 UTC

 

 

Gobierno israelí ofuscado porque Lula comparó la guerra en Gaza con el Holocausto

Lunes, 19 de febrero de 2024 - 10:59 UTC
“Las palabras del presidente de Brasil son vergonzosas y graves”, dijo Netanyahu “Las palabras del presidente de Brasil son vergonzosas y graves”, dijo Netanyahu

El Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu ha convocado al embajador de Brasil después de que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva comparara la respuesta de las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) a los atentados del 7 de octubre del grupo terrorista Hamás con el Holocausto perpetrado por la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

El líder sudamericano habló de “genocidio” durante una comparecencia en Etiopía en la cumbre de la Unión Africana (UA). “Lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza no es una guerra, es un genocidio”, dijo Lula a la prensa en Addis Abeba. También criticó a los países desarrollados por reducir o recortar la ayuda humanitaria a la región e insistió en que estas cosas sólo existieron en la historia “cuando Hitler decidió matar a los judíos.” Netanyahu replicó que Lula había cruzado una línea roja.

“Las palabras del presidente de Brasil son vergonzosas y graves. Se trata de trivializar el Holocausto e intentar perjudicar al pueblo judío y al derecho de Israel a defenderse”, escribió Netanyahu en X y convocó al embajador de Brasil para una severa reprimenda. El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Israel Katz, también publicó en X que el discurso de Lula era “vergonzoso” y confirmó que el embajador brasileño había sido convocado para una aclaración, informó la Agencia Brasil.

Las declaraciones de Lula provocaron la reacción de organizaciones como la Confederación Israelita en Brasil (Conib), que emitió un comunicado repudiando la comparación y diciendo que la declaración del presidente era una “perversa distorsión de la realidad.”

“Los nazis exterminaron a 6 millones de judíos indefensos en Europa, sólo porque eran judíos. Israel, en cambio, se defiende de un grupo terrorista que invadió el país, mató a más de mil personas, realizó violaciones masivas, quemó vivas a personas y propugna en su carta fundacional la eliminación del Estado judío”, prosigue el texto de la Conib.

La Federación Árabe Palestina en Brasil, por su parte, comentó la declaración de Netanyahu y sugirió que “tal vez sea hora de cortar relaciones con Israel”. Según Hamás, cerca de 29.000 palestinos han muerto y más de 68.000 han resultado heridos en bombardeos y combates israelíes en la Franja de Gaza desde el inicio de una ofensiva israelí poco después de que el grupo terrorista islamista palestino Hamás asaltara Israel desde Gaza y matara a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, y tomara unos 240 rehenes, 130 de los cuales siguen retenidos en Gaza.

Lula también ha dicho durante su actual gira africana que Israel estaba matando indiscriminadamente a mujeres y niños, desafiando los mandatos de la ONU. También subrayó que el conflicto entre Hamás e Israel no era “una guerra de soldados contra soldados”, sino “una guerra entre un ejército altamente entrenado y mujeres y niños”. También admitió que Hamás había cometido “un acto de terrorismo” en su ataque del 7 de octubre contra Israel. Sin embargo, criticó la “respuesta desproporcionada” de Israel y defendió la existencia de un Estado palestino. “La solución a esta crisis sólo será duradera si avanzamos rápidamente hacia la creación de un Estado palestino libre y soberano”, subrayó.

Lula también se reunió este fin de semana con el primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, y afirmó que Brasil aumentará su contribución a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (Unrwa). Varios países occidentales suspendieron su ayuda financiera a la agencia de la ONU después de que se determinara que algunos de sus trabajadores colaboraron con Hamás.

“Cuando veo al mundo rico anunciar que suspenderá sus contribuciones a la ayuda humanitaria para los palestinos, imagino cuán grande es la conciencia política de estas personas y cuán grande es el espíritu de solidaridad en sus corazones”, dijo Lula. “Tenemos que dejar de ser pequeños cuando necesitamos ser grandes”, afirmó.

En cuanto a la muerte en prisión del líder opositor ruso Alexei Navalny, Lula dijo que prefería esperar a los resultados de una investigación antes de sacar conclusiones precipitadas. “Un ciudadano murió en la cárcel, no sé si estaba enfermo o tenía algún problema. Espero que el forense dé una explicación de por qué murió”, afirmó.

Categorías: Política, Brasil, Internacional.