MercoPress, in English

Lunes, 22 de abril de 2024 - 13:58 UTC

 

 

Lula condena matanzas israelíes en Gaza

Viernes, 16 de febrero de 2024 - 11:00 UTC
Durante la estadía de Lula en El Cairo, los gobiernos de Brasil y Egipto firmaron dos acuerdos bilaterales Durante la estadía de Lula en El Cairo, los gobiernos de Brasil y Egipto firmaron dos acuerdos bilaterales

Durante su escala en Egipto en el marco de su nueva gira africana, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que las matanzas en Gaza son injustificables y denunció la incapacidad de Naciones Unidas para resolver conflictos armados, ya que la ofensiva de Israel contra el grupo terrorista Hamás no cumple ninguna de las decisiones de la organización mundial.

“El Consejo de Seguridad de la ONU no puede hacer nada respecto a la situación en Israel y Gaza. Lo único que se puede hacer es pedir la paz ante los medios, pero me parece que la premisa de Israel es no cumplir ninguna decisión tomada por Naciones Unidas”, dijo Lula en El Cairo, tras reunirse con su homólogo egipcio, Abdelfatah Al Sisi.

El presidente brasileño realizó una visita de dos días a Egipto, tras la cual se desplazó a Etiopía para asistir a la Cumbre de la Unión Africana en Addis Abeba. Tanto Egipto como Etiopía ingresaron en el grupo de países emergentes BRICS el 1 de enero.

Lula ratificó la decisión de Brasil de apoyar a Sudáfrica en la denuncia por genocidio contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia. “Brasil fue un país que condenó firmemente a Hamás en el ataque a Israel y el secuestro de centenares de personas. Los condenamos y calificamos el acto de terrorista. Pero no hay explicación para el comportamiento de Israel, con el pretexto de derrotar a Hamás, matando a mujeres y niños, algo que nunca se ha visto en ninguna guerra que yo conozca”, argumentó Lula al tiempo que pidió a su colega egipcio que apoye la iniciativa de Brasil de reformar instituciones multilaterales como el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Es urgente establecer un alto el fuego definitivo que permita la entrega de ayuda humanitaria sostenible y sin trabas y la liberación inmediata e incondicional de los rehenes. Brasil se opone terminantemente a los intentos de desplazar por la fuerza al pueblo palestino. No habrá paz sin un Estado palestino, que conviva con Israel, dentro de fronteras mutuamente acordadas e internacionalmente reconocidas”, insistió Lula.

El mandatario sudamericano también agradeció al presidente Al Sisi el trabajo diplomático de Egipto para la liberación de civiles brasileños de Gaza ante la invasión israelí y propuso elevar las relaciones bilaterales, que cumplirán 100 años en 2024, al nivel de Asociación Estratégica. Durante la estancia de Lula en El Cairo, los gobiernos de Brasil y Egipto firmaron dos acuerdos bilaterales para facilitar las exportaciones de carne y ampliar la cooperación en ciencia y tecnología.

“Nuestra relación tiene que ser realmente fuerte, realmente grande, y abarcar todas las actividades posibles: desde la agricultura hasta la defensa, desde la economía hasta la ciencia y la tecnología, desde nuestra relación conjunta hasta intentar democratizar el funcionamiento de las Naciones Unidas, y también en el campo de la educación, en el campo de la cultura”, dijo Lula.

“Somos dos grandes países en desarrollo comprometidos con la promoción del desarrollo económico y social como pilares para la paz y la seguridad. Combatimos todas las manifestaciones de racismo, xenofobia, islamofobia y antisemitismo. Brasil ha apoyado una vez más la iniciativa egipcia de crear una zona libre de armas en Oriente Medio, similar a la que existe en América Latina”, señaló el Presidente Lula.

“En los BRICS trabajaremos juntos para reformar el orden global y construir la paz, especialmente en un momento en que resurgen presiones proteccionistas y conflictos que penalizan a los países más pobres. Trabajaremos para crear una unidad de valor común en las transacciones comerciales y de inversión de los BRICS, como forma de eludir la dependencia mundial de una moneda única”, prometió también Lula.

Tras cumplir el jueves un compromiso en la sede de la Liga de Estados Árabes (LEA) para debatir la crisis en Siria y la situación en Oriente Medio, Lula voló a Addis Abeba.

La LEA, fundada en 1945, reúne a Arabia Saudí, Argelia, Bahréin, Qatar, Comoras, Yibuti, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Mauritania, Omán, Palestina, Siria, Somalia, Sudán y Túnez.

Lula permanecerá en la capital etíope hasta el 18 de febrero para ampliar las alianzas a través de una agenda común pro-Sur Global, además de participar en el evento “Financiación climática para la agricultura y la seguridad alimentaria: implementación de la Declaración de Nairobi y resultados de la COP28”. La Declaración de Nairobi fue el documento final firmado durante la Cumbre Africana sobre el Clima de 2023 en la capital keniana, en la que los líderes africanos se comprometieron a invertir 30.000 millones de dólares al año hasta 2030 para cubrir el déficit de financiación para la seguridad hídrica.

“Con esto en perspectiva, en la reunión de este viernes, los líderes discutirán y harán un llamamiento a la acción sobre las vías financieras, así como las intervenciones políticas, la innovación y el conocimiento para mejorar la resiliencia climática y la adaptación en los sistemas agrícolas y alimentarios en África”, dijo el Palacio de Planalto en un comunicado oficial.

Categorías: Política, Brasil.