MercoPress, in English

Miércoles, 17 de julio de 2024 - 13:11 UTC

 

 

La inhabilitación de María Corina Machado obscurece el camino de Venezuela hacia la reconciliación

Martes, 30 de enero de 2024 - 10:48 UTC
La suspensión de la candidatura de Machado por parte del Gobierno, alegando acusaciones de corrupción, se hace eco de anteriores inhabilitaciones en 2021 y 2014. La suspensión de la candidatura de Machado por parte del Gobierno, alegando acusaciones de corrupción, se hace eco de anteriores inhabilitaciones en 2021 y 2014.

La inhabilitación de la opositora venezolana María Corina Machado en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) amenaza la apertura internacional que vive el país sudamericano. El Gobierno de Estados Unidos ha dado un ultimátum de dos meses al Gobierno de Maduro, exigiendo la inclusión de los candidatos opositores inhabilitados en las próximas elecciones presidenciales.

La Casa Blanca ha optado por revocar una licencia clave para la extracción de oro, fruto de las delicadas negociaciones entre el chavismo y la oposición en Barbados durante los últimos meses.

“Tienen que tomar decisiones: permitir que los partidos y candidatos de la oposición participen adecuadamente y liberar a los presos políticos. Tienen hasta abril”, subrayó John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, en una rueda de prensa.

Simultáneamente, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha modificado las licencias relacionadas con la Corporación Venezolana de Guayana y Minerven, fijando un plazo para el cierre de las operaciones antes del 13 de febrero.

A medida que aumentan las tensiones diplomáticas, la crisis venezolana se encuentra en una encrucijada. María Corina Machado, pese a mantener su candidatura, se enfrenta a una nueva inhabilitación, amplificando las incertidumbres en el panorama político de Venezuela, que vive en un bucle desde hace una década.

El chavismo, que aspira a seguir adelante, se arriesga a tensionar los diálogos directos con Washington. La suspensión de la candidatura de Machado por parte del Gobierno, alegando acusaciones de corrupción, se hace eco de anteriores inhabilitaciones en 2021 y 2014.

En este escenario, el éxito previo del chavismo en la obtención de un alivio de las sanciones y la orquestación de intercambios de alto perfil se enfrenta a posibles reveses. Con Estados Unidos considerando una retirada gradual de concesiones, y el Centro Internacional de Inversiones de Venezuela bajo escrutinio, el futuro sigue siendo incierto.

Los vuelos de deportación a Venezuela, facilitados por Washington, pretenden abordar los problemas de inmigración en la administración de Joe Biden. Biden se enfrenta a la cuestión migratoria en el contexto electoral de su propio país, mientras la oposición venezolana lidia con la intensificación de los desafíos judiciales y el acoso. Las acusaciones del Gobierno de Nicolás Maduro de violaciones de los acuerdos de Barbados por parte de la oposición complican aún más el panorama de las negociaciones.

Mientras María Corina Machado se mantiene firme contra los fallos judiciales, la oposición sigue recibiendo golpes judiciales y acoso por parte del Gobierno. Los aliados de Maduro han denunciado cinco conspiraciones para asesinar al jefe del Estado y han vinculado al equipo de Machado en esos expedientes, sin muchas pruebas, y han llevado a la cárcel a varios de sus colaboradores.

Categorías: Política, Venezuela, Unasur.